martes, 30 de agosto de 2016

Medusa de agua dulce. Nueva especie invasora en Zamora.
Me encontraba en Cional, embalse de Valparaiso (Zamora) cuando, muy cerca de donde estaba, escuché ciertos comentarios que me llamaron la atención. Cuando me acerqué mi sorpresa fue mayúscula ya que lo que estaba delante de mis ojos era una medusa de entre 2 y 3cm de diámetro, ¿una medusa? ¿qué hacía aquí?
Jesús Peláez tenía, en un pequeño vaso de plástico, varias medusas que se movían indiferentes ante nuestra cara de asombro. Había que saber qué era  y que hacía aquí, así es que vía whatsapp pregunté. Víctor Salvador, al cual agradezco enormemente su amabilidad, rapidez y conocimientos me contestó lo que era y de dónde provenía.
Era una medusa de agua dulce, Craspedacusta sowerbyi, especie exótica invasora procedente de Asia; lo cual nos dejó sorprendidos e impactados pero aún más cuando me comentó que era una especie que no estaba citada en Zamora, por lo tanto, había que avisar y comunicar que esta medusa invasora se encontraba ya en nuestra provincia; lo cual hice inmediatamente.
Una especie invasora es la que llega a un nuevo territorio, colonizándolo y criando en él. Por lo tanto alterará el ecosistema y provocará daños de diferente índole como el desplazamiento o reemplazamiento de especies autóctonas, ya que competirá con ellas por el mismo alimento, provocará riesgos para la salud humana o problemas para la agricultura.
Se provocará un impacto sobre los individuos autóctonos (visón americano sobre el visón europeo), genético (como la hibridación entre la malvasía canela sobre la malvasía cabeciblanca), sobre los ecosistemas (modificación del paisaje por parte del eucalipto) o sobre las poblaciones (cangrejo americano sobre el autóctono).
Por lo tanto tenemos que tener en cuenta que todas las especies invasoras son introducidas pero no todas las introducidas son invasoras. Para que una especie se considere invasora debe de asentarse y ser capaz de criar, es decir, se debe asentar y si entonces afecta a las especies autóctonas, se considerará invasora.
Esta medusa de agua dulce es originaria de China (río Yangtse en la región de Kiang) y su primera aparición en Europa, en libertad, fue en 1928 en el Exeter Ship Canal (Devon-Gran Bretaña) aunque se sabe que fue traída en 1838 por el botánico y explorador Richard Schomburg junto con otras plantas de Sudamérica en un acuario; en España se citó por primera vez en 2004 en el embalse de Proserpina (Mérida) aunque actualmente se encuentra en varios puntos de nuestra geografía, en Castilla y León se encuentra en el embalse de La Cuerda del Pozo (Soria) y el río Águeda.
Según Joan Canals: “Cuándo se genera una superpoblación de esta especie, esta puede disminuir el nivel de oxígeno en las comunidades de agua dulce, causando que otros organismos desaparezcan debido a la anoxia. Cuándo los niveles de oxígeno son bajos, los peces de tamaño pequeño son una de las primeras especies en sufrir las consecuencias (Johnson 1999). Esto puede ser un grave problema global en los casos en que poblaciones grandes a nivel mundial dependan de un tipo de pez, que se vea afectado por la medusa, para conseguir su alimento (Kottak 2000).
La Medusa de agua dulce es imprevisible en su aparición en las masas de agua. Ellas pueden aparecer en grandes densidades un año, no aparecer el próximo, y regresan varios años posteriores (Peard 2000). Así, las poblaciones son difíciles de predecir”.
Ahí estaba, una nueva especie exótica invasora que ha llegado hasta nuestra provincia pero ¿Cómo se desplazan? ¿Cómo van colonizando nuevos espacios? ¿Cómo ha llegado hasta aquí?
La contestación es imposible de saber hay varias posibilidades; partiendo que a Europa llegó en un acuario, el moverse de unos enclaves a otros puede suceder de diferentes maneras, desde una forma accidental hasta su introducción intencionada,…es imposible saber cómo ha llegado hasta aquí. 
Una vez que supimos que era y de dónde provenía la siguiente pregunta era: ¿Pica? No. Esta especie no es peligrosa y no causa los problemas de las especies marinas con lo cual nos quedamos más tranquilos.
Una nueva especie exótica invasora aparece en Zamora. Una medusa de agua dulce que se une a las que ya están en nuestra provincia, algo que, por desgracia, visto lo visto, no será la última vez que suceda.

miércoles, 10 de agosto de 2016

Libélula emergiendo.
Uno de los momentos más impresionantes que he vivido en lo que va de verano lo protagonizó una libélula que nos dejó impactados y sorprendidos cuando, en forma de larva, salió del agua, subió por una roca, se fijó y comenzó a salir ante nuestra incrédula mirada ya que, tanto mi gran amigo Ernesto Hernández como yo, nunca habíamos presenciado tal proceso.
Desde que comenzó a salir hasta que voló trascurrió media hora durante la cual no perdimos ni un sólo detalle de un hecho que se puede presenciar completo muy pocas veces; por cierto, la libélula que emergió es una de las pequeñas joyas que tenemos en nuestra provincia, Gomphus graslinii (muchas gracias a Miguel Rodríguez por su inestimable ayuda en la identificación).
En este caso, como se suele decir, las imágenes valen más que mil palabras...
...impresionante.