jueves, 4 de septiembre de 2014

Puebla de Sanabria y su río Tera.
Llevo todo el verano en Sanabria, lugar al que voy desde muy, muy pequeño, lugar al que tengo un enorme cariño y considero mi segunda casa. Lugar que recorro y descubro en cada una de mis salidas.
Puebla de Sanabria es una villa sobria, elegante y muy hermosa abrazada por el río Tera junto al cual paseo muchas tardes. A lo largo de su ribera te puedes encontrar una gran variedad de fauna que se mueve tranquilamente en sus orillas o en sus cristalinas aguas. Fauna que pasa desapercibida para la mayoría de los paseantes que la recorren charlando amigablemente o haciendo deporte en sus orillas.
Estos pequeños habitantes están ahí, solamente hay que fijarse un poco y tener algo de suerte. Así, en uno de mis paseos, llegué hasta una de las presas que tiene el río. Allí se encontraba un grupo de personas que se hacía fotografías junto al agua que caía entre las piedras. Llegué con mis prismáticos y me puse a mirar. Al cabo de unos minutos se acercó una de las personas y me preguntó: “¿Hay algo?” Le contesté que si, a lo cual me preguntó varias veces más y ante su interés le conté lo que estaba viendo: ”…martín pescador, andarríos chico, garza real, mirlo acuático, azulón, lavandera blanca y cascadeña,…”; a lo cual uno de sus acompañantes respondió: “¿Todo eso está ahí?”. Ahí estaban, ante la indiferencia general.
Por desgracia la educación ambiental es prácticamente inexistente en nuestro país. Hay muchas maneras de hacer educación ambiental pero yo echo en falta una muy especial, una que atrajo a miles de niños como yo hacia el apasionante mundo de la naturaleza: los programas de televisión relativos a la fauna ibérica. Programas en televisión que atraigan a los niños, que les absorban, que les fascinen. Echo en falta programas de nuestra fauna. Evidentemente hay documentales de naturaleza pero son todos relativos a lugares lejanos, a leones, hienas, guepardos, osos polares o ballenas. Programas que están muy bien pero ¿nuestros niños saben lo que es un milano, o un roble, o un corzo, o que a los ciervos se le caen las cuernas o como influye la desaparición de cierta especie o por qué son importantes las aves? Por ahí se debe empezar. Por temas cercanos. Por temas que nos rodean porque lo primero que hay que aprender es lo que tenemos a nuestro alcance.
Aquí, en Puebla, el río Tera está al alcance de todos y, en sus orillas, he estado observando una gran variedad de animales. Empezaré por uno muy especial: el pato mandarín que vi por primera vez hace casi un año. Ahora mismo está con el plumaje menos vistoso pero igualmente hermoso.
Serie de fotografías tomadas en agosto de 2014.
El pato mandarín sigue asociado a un grupo de azulones.
Ave hermosa, diferente, espectacular y aunque para muchos sea algo anecdótico al presuponer que es un ave escapada de alguna colección  para mi es especial.
Foto tomada en mayo de 2014 al supuesto mismo ejemplar en
Puebla de Sanabria.
Es un pato de una belleza deslumbrante; rojo, naranja, azul, verde, negro, blanco, crema... colores que se muestran en este bello pato que fue importado de Asia Oriental a Europa en el s. XVIII y, actualmente, existe una población asilvestrada en Inglaterra (unas 7.000 parejas) que proviene de escapes o sueltas y que se ha extendido a Francia, Holanda y Bélgica.
Sigo convencido que este pato proviene de alguna zona de Europa y ha venido hasta aquí asociado a un grupo de azulones. No está anillado y eso me hace pensar que no proviene de un parque zoológico o colección particular ya que estos ejemplares siempre están anillados y, este pato mandarín sanabrés, no lo está.
Foto tomada en febrero de 2014.
Mirlo acuático.
Andarríos chico.
En los paseos por el río, en esta época, el martín pescador, el mirlo acuático, el andarríos chico, la garza real, la cigüeña blanca, el azulón, el zampullín chico o las lavanderas blanca y cascadeña se observan con un poco de paciencia; además, golondrinas y aviones comunes planean sin descanso sobre las frías y cristalinas aguas bajando a coger un poco de agua a cortos intervalos y cientos de estorninos negros y grajillas duermen en los árboles de su orilla. Sin olvidarnos de otras aves como: jilguero, colirrojo tizón, gorrión común, pito real o vencejo común.
Si se continúa hasta la cola del embalse de Cernadilla podremos disfrutar de somormujo lavanco y en esta época del año de algunos limícolas como el correlimos común, chorlitejo grande y chico, algún archibebe claro o agachadiza común e incluso las cigüeñas negras que pude disfrutar en compañía de Alfredo Valiente; dos adultos y un joven que bajaron a pescar.
Cigüeña negra: dos adultos y un juvenil.
Otro de los habitantes del río que se puede ver en Puebla de Sanabria es la nutria que en la época veraniega es muy esquiva pero que también nos deja rastros de su paso por allí. Animal especial que he podido disfrutar en varias ocasiones y que en invierno es más fácil de observar.
El río también es foco de atracción para corzos, ciervos, jabalís y zorros que puedes observar a primera hora de la mañana aunque ahora, con las obras del AVE, es más complicado localizar pero sus huellas los delatan.
Culebras de agua, caballitos del diablo, libélulas y, sobre todo, mariposas son otros de los visitantes del río.
Sanabria es un paraíso para las mariposas a las cuales, este año, he empezado a hacer más caso y cada vez me atraen más, me parece un mundo complicado pero fascinante. Espero que poco a poco vaya conociéndolas.
Iphiclides feisthamelii
Lampides boeticus.
Argynis pandora.
El río es un libro abierto que hay que leer pero, como todo, hay que enseñar a leerlo y para eso sería imprescindible que la educación ambiental arrancara de nuevo para que fuésemos capaces de atraer a los niños hacia el apasionante mundo de la naturaleza.

16 comentarios:

  1. Importantísimo lo que se deduce de tu impecable crónica. La educación ambietal, como ya hemos concluído en otras ocasiones, no debería estar relegada a un segundo plano puesto que influye muy positivamente en la formación como personas y en los valores fundamentales de nuestros niños y jóvenes.
    Muy buenas imágenes del 'Mandarín' y de esa pequeña muestra de las mariposas que pululan por tu bella tierra sanabresa.
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan Miguel, por desgracia la educación ambiental, por desgracia, prácticamente no existe y es algo básico que debemos de recuperar. Un saludo y gracias por vuestro comentario.

      Eliminar
  2. Para nosotros Sanabria todavía es una asignatura pendiente. Hemos ido un par de veces y hemos comprobado que nos queda mucho por descubrir. El entorno es magnífico.
    Fotaza la de la Cigüeña negra sobrevolando Puebla.

    Saludos desde León

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose Alberto. La foto de Puebla me encanta, la verdad es que tuve algo de suerte. Un saludo y gracias.

      Eliminar
  3. Siento disentir de tu reflexión. Los programas a los que haces referencia no estarán en la tele, pero hoy el mundo es Internet. Y en ese apasionante mundo están los programas de la fauna ibérica (a la carta, cuando quieras) y todo un sinfín de programas similares. Aparte, te das cuenta la cantidad de blog y páginas que hay con información relativa a nuestra fauna o nuestro entorno.
    "No hay más ciego que el que no quiere ver". Lo hacemos todos en aquellos temas que no nos interesan. Cuantas entradas tienen el último vídeo del grupo de moda???

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo en que el mundo es internet pero a nuestros jóvenes, si les dejamos, no van a ir directamente a ver un programa de naturaleza en internet (lo harán un tanto por ciento bajísimo y empujados por algún familiar o amigo). Verán grupos de moda, entrarán en el facebook o lo que sea pero muy, muy pocos entrarán a buscar un programa de naturaleza directamente, por eso creo que hay formas de atraerlos a que se interesen y entonces los busquen en internet. Una forma es con los blogs (este se lo pongo algunas veces a mis alumnos para intentar despertar en ellos una curiosidad), otra puede ser la TV, a lo que me refiero es que la televisión sigue siendo un referente que en algún momento todos vemos y si les enganchamos de algún modo entonces irán a internet donde la variedad es enorme.
      Un saludo y gracias por tu magnífico comentario.

      Eliminar
  4. Puebla, sobre todo su casco antiguo, siempre me ha parecido de una imponente belleza. Pero no lo es menos su entorno natural.
    A pesar de ello, tal como recuerdas en tu crónica, esto último no es tan apreciado como sin duda debiera.

    Un saludo desde Donosti.
    Alfredo


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfredo. Puebla es mi segunda casa. Es un marco muy hermoso al igual que su río que muy pocos aprecian, solamente se realza por la pesca y el baño pero tiene muchas más cosas. Un saludo y gracias por seguir el blog.

      Eliminar
  5. En mi opinión, nuestros jóvenes, tendrán los mismos valores que les trasmitamos los adultos (yo no me considero tal) y generalizando, vamos a peor en todos los aspectos.
    El texto de la entrada, impecable. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos. Los adultos tenemos una enorme responsabilidad en la transmisión de los valores medioambientales pero el problema es la mentalidad de muchos está anclada, debemos cambiar eso, la mentalidad. Un saludo y gracias.

      Eliminar
  6. Una entrada magnifica sobre un lugar fascinante y lleno de vida
    El mandarín un animal muy chulo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan Antonio. Muchas gracias. Puebla es mi segunda casa y la aprecio, es un lugar hermoso y lleno de vida. El mandarín me parece un ave fascinante e intrigante (¿de donde habrá venido?). Un saludo y gracias.

      Eliminar
  7. in duda, uno de los pueblos más hermosos de España. Si a eso le añadimos que está rodeado de una naturaleza desbordante por los cuatro costados, pues estamos en uno de los lugares más interesantes de la península desde el punto de vista etnográfico, monumental y de biodiversidad.Todo un lujo.
    Saludos.
    Antonio Córdoba

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado esta entrada, no sé si me recuerdas soy "la pequeña Claudia"He visto muchos pájaros contigo y aunque todavía no los diferencio, junto a ti he aprendido mucho de animales y soy admiradora de este blog.

    ResponderEliminar