lunes, 20 de octubre de 2014

¿Cómo es la migración de los gansos?
En las siguientes semanas comenzarán a llegar los gansos desde los países nórdicos y centroeuropa a nuestro país. La temporada de gansos en las lagunas de Villafáfila es una de mis épocas favoritas desde muy pequeño cuando fui la primera vez y pude observar una enorme bandada de gansos muy cerca de donde nos encontrábamos. Es una época que gusta especialmente por el frío, el ambiente, la búsqueda de collares o los gansos infiltrados que vienen entre los miles de gansos comunes.
Al ganso lo considero un animal especial que me atrae por muchas razones pero quiero centrarme en un hecho que me parece fascinante: su migración.
Esos miles de gansos que llegarán en los próximos días han tenido que realizar un viaje, algunos de ellos, de más de 3.000 km. ¿Cómo se orientan? ¿Cómo deciden las rutas a seguir?
Lo primero que hay que tener en cuenta es ¿porqué vienen? La razón fundamental de su venida es por la dificultad para encontrar alimento. Sus zonas se ven cubiertas por nieve, fuertes vientos y mal tiempo que provoca que la comida escasee, desaparezca o sea muy difícil encontrarla por lo que deciden desplazarse más al sur en su busca. Así, la razón fundamental de la disminución de gansos que viene hasta nuestras tierras en los últimos años es que tienen comida en la zona de Alemania y Holanda ya que grandes extensiones de tierra ganada al mar que se utilizaban para el cultivo de flores se están abandonando y dejando libres, con lo cual, en esas tierras crecen los pastos que son alimento para todos estos gansos que encuentran comida y, además, el invierno, tanto en Alemania como Holanda es, cada año, menos duro, con lo cual, se unen estas dos circunstancias para que miles de gansos no se muevan de esas zonas y los que bajan desde los países nórdicos se queden, en gran número, también allí.

Una vez que deciden emprender viaje el siguiente paso es ¿cuando emprenderlo? Según se acerca el inicio del viaje los gansos comen lo máximo que pueden ya que deben de acumular grasa para el esfuerzo que van a realizar; comienzan a estar intranquilos ya que empieza a hacer frío, las lluvias aumentan, los días son más cortos y los vientos del norte se vuelven fríos; la migración está cerca.
El día del inicio del viaje es elegido cuidadosamente ya que las condiciones atmosféricas son importantísimas así, los mejores días, son los que el viento sople del norte. Una vez puestos en marcha los gansos pueden viajar tanto de día como de noche pero ¿cómo se orientan?
Los gansos se orientan mediante una mezcla de diferentes condicionantes y técnicas, así los accidentes geográficos son muy importantes para un ganso; los ríos, las montañas o las costas son reconocidos y recordados en sus viajes pero un ganso debe de aprender por donde ir para reconocer después los lugares, así, cuando vuelan en su famosa formación en "v" los jóvenes van en las partes finales de la "v" fijándose en el recorrido para aprenderlo; se van turnando entre ellos, pasan del medio de la línea al final y desde ahí van avanzando posiciones hasta la mitad de esa línea de la "v"; mientras los adultos van en las partes desde el centro hasta el pico de la "v".
Se desplazan en este tipo de formación porque se van cubriendo unos con otros frente a la resistencia del aire (un símil muy conocido pueden ser los ciclistas con el rebufo. El que va detrás va protegido del viento). Cuando el que va en cabeza, se cansa, otro toma su relevo y este pasa al el final de los adultos, pero delante de los jóvenes, para recuperarse; incluso los gansos que van detrás van gritando a su compañero para animarlo a seguir.
Los científicos han demostrado que "las aves, como los seres humanos, poseen un reloj circádico interno que les permite rastrear el diario ciclo luz-oscuridad. Junto con este reloj interno, las aves parecen usar las sombras del sol para lograr un sentido de posición. Por medio de estos dos mecanismos las aves serían capaces de usar el sol como una brújula".
Pero los gansos también viajan de noche por lo que la posición de las estrellas es otra forma de orientarse determinando hacia donde deben de volar y los campos magnéticos de la tierra se ha demostrado que influyen decisivamente en la orientación de las aves. Por lo tanto los gansos jóvenes, aunque tengan una idea de hacia donde deben dirigirse, deben de aprender por donde deben de ir, como orientarse, donde descansar o comer; se harán un mapa mental del recorrido que recordarán e irán puliendo año tras año en sus movimientos migratorios.
Los gansos en su viaje establecen etapas que irán variando en función de las dificultades que se vayan encontrando en forma de vientos contrarios, tormentas, masas de agua o montañas pero tendrán determinadas zonas en las que pararán a comer o descansar e incluso la condición física del ganso será determinante así, si un ganso está enfermo, débil o herido y tiene que parar, no se quedará sólo, varios compañeros se quedarán con él hasta que se recupere para continuar el viaje juntos.
Los gansos que llegan hasta las lagunas de Villafáfila provienen fundamentalmente de centroeuropa (Holanda, Alemania) donde se concentran gansos venidos desde Noruega, Suecia o Dinamarca y desde ahí continúan hasta nuestras lagunas pero ¿cuánto dura el viaje?
Su duración es variable y depende de muchos factores como las inclemencias meteorológicas, condición física del ganso, recorrido elegido, velocidad, altura, descansos o problemas surgidos; una manera de conocer lo que ha tardado o el recorrido que ha seguido es mediante los gansos radiomarcados o los que tienen collar, en estos hay que tener en cuenta que es muy difícil establecer la partida y llegada exactas ya que habría que tener la certeza de esos momentos mediante una observación pero sí pueden ser orientativos, los siguientes ejemplos serán ilustrativos de ese viaje; así el ganso Tvs (anillado en Noruega el 8-7-1999) fue visto el 11-11-2012 en Holanda y nueve días después estaba en las lagunas de Villafáfila (visto por Víctor Salvador). El ganso Srf (anillado el 9-7-2008 en Noruega) el 22-10-08 estaba en Holanda y 16 días después J.J.Orduña, J.A. Casado y J.M. San Román lo pudieron ver en Villafáfila.
Ganso con collar azul Efz.
Ganso con collar azul Sfr.
El ganso con collar Bj6 lo puede observar el 22-12-2103 en Villafáfila y tres días después se vio en Holanda. O el ganso Efz lo pudimos ver Manuel Rodríguez y yo en las lagunas de Villafáfila el 26-1-2013 y 21 días después estaba en Dinamarca.
Los gansos llegarán extenuados y rápidamente empezarán a comer después de un viaje que repetirán año tras año a menos que los factores que les hagan migrar se modifiquen. La temporada de gansos está a punto de comenzar, veremos que es lo que sucede...

8 comentarios:

  1. Muy interesante.
    una pena lo de que bajen menos gansos y no sabia que e parte es por la praderas ganadas al abandono de cultivo flores.
    Por cierto supongo que haran escala en Francia...?'
    Saludos camperos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que en Francia, de los gansos con collar, hay muy, muy pocas observaciones (en todos los historiales de gansos que tengo y son unos cuantos, creo que hay 1 ó 2 observaciones en Francia), con lo cual paran muy poco allí, y si lo hacen es muy poco tiempo (muchos ni siquiera paran si siguen la ruta por la costa). Un saludo y gracias por el comentario.

      Eliminar
  2. De siempre me ha fascinado el fenómeno de la migración y una de las especies emblema y que mejor transmiten ese espíritu viajero son los Gansos.
    En la zona suroeste francesa (Aquitania) si los he solido ver en los humedales de la zona, aunque paran muy poco.
    Por Guipuzcoa ya hace días que los vemos pasar en pequeño bandos.

    Muy didáctica e interesante la entrada.

    Un saludo desde Donosti.
    Alfredo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfredo. De momento las perspectivas de la llegada de gansos son muy malas, hace calor y en estas condiciones no vienen. Gracias por el comentario.

      Eliminar
  3. Hola José.
    No se si tendrá mucho que ver lo que voy a comentar. Cuando vivíamos en Soria, solíamos ver y escuchar el paso de las grullas. Había una laguna (Alconaba) donde muchos ejemplares paraban a descansar y aprovechamos más de una ocasión para ir a verlas a la luz de la luna.
    Pero lo que te quería comentar, y que esta relacionado con lo que nos cuentas en tu reportaje, es que las noches de Luna llena las grullas que estaban en tránsito paraba junto algunas carreteras. Todos los que allí las vimos pensamos que lo hacían porque el reflejo de la luz lunar sobre la carretera, confundía a las grullas y las hacía creer que era un río.

    Como siempre excelente reportaje.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué curioso, nunca lo había oido. Un saludo y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  4. Que pasada de animales. Disfruté mucho leyendo el reportaje. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos. El ganso me parece una animal especial, me encanta su temporada en Villafáfila. Un saludo y gracias por seguir el blog.

      Eliminar