martes, 10 de febrero de 2015

El leucismo.
Hace unos días pude ver un grupo de grajillas muy cerca de mi casa que picoteaban en el suelo, todo parecía normal pero, al fijarme, me di cuenta que había dos de ellas que tenían algo peculiar, algo diferente, eran parcialmente blancas, eran dos grajillas con un posible leucismo.
El leucismo es una rareza genética debida a un gen recesivo, se produce por que, aunque el ave produzca melanina (pigmento de color negro o pardo negruzco) de forma normal, el pigmento no se deposita en las células de las plumas, con lo cual quedan blancas en vez de su coloración normal. Las aves con leucismo no tienen plumas de color intermedio. Cada pluma es de su color natural o completamente blanca. 
Alrededor de donde vivo hay varias iglesias románicas y, en ellas, habitan varios grupos de grajillas. En esas grajillas tengo comprobada la existencia de tres con posible leucismo, estas dos y otra que tiene la cabeza blanca y, siempre que la veo, voy sin cámara de fotos (pasa más veces de las que nos gustaría); es, desde luego, un animal muy curioso.
En todo organismo nos encontramos con genotipo y fenotipo. El genotipo es toda la información genética que tiene un organismo, es decir, los genes. Por el contrario el fenotipo son sus rasgos.
Toda la información que tiene un organismo en los genes, puede manifestarse o no manifestarse, es decir, puede verse o no verse. Por lo tanto el fenotipo será la expresión de esos genes más la influencia que pueda ejercer el medio que rodea al organismo.
Estos rasgos del fenotipo pueden ser de comportamiento (etología) o de rasgos físicos (morfología, fisiología,…). En definitiva, el genotipo son los genes del organismo y solamente se pueden apreciar estudiando el ADN y el fenotipo es la manifestación visible de esos genes que se ve mediante la observación directa de ese organismo.
En el caso de estas aves leucísticas para que sea visible (fenotipo) este color blanco en su descendencia, tiene que darse la coincidencia de que esa ave se empareje con otra que también lleve en sus genes (se muestre o no) ese gen recesivo que le provoca el leucismo.
En el leucismo hay diferentes grados y según pasa el tiempo el animal leucístico se va poniendo cada vez más blanco como le pasó al ave con leucismo más impactante y hermosa que he visto, el mirlo blanco.
A este mirlo le dediqué una de las primeras entradas del blog. A este mirlo lo estuve viendo varios años pero no lo he vuelto a ver desde hace algo más de dos años con lo cual, seguramente haya desaparecido pero, por la zona en la que andaba, hay un nuevo mirlo con alguna pluma blanca, muy posiblemente descendiente suyo y que si se corrobora que tiene leucismo se irá poniendo cada vez más blanco.
Un animal con leucismo no es albino, son cosas diferentes; el albinismo es la incapacidad para fabricar melanina, por eso, quienes lo portan, son completamente blancos; mientras que en el lecuismo el ave produce melanina de forma normal pero no se deposita en las células de las plumas poniéndose algunas totalmente blancas; además las aves con leucismo tienen el pico, los ojos y las patas de color normal no como los albinos que tienen los ojos rojos.
En muchos parques o colecciones particulares se han seleccionado los individuos leucísticos por su vistosidad como, por ejemplo, con los pavos reales.
También puede suceder lo contrario, es decir, cuando se produce un exceso de melanina en el plumaje, volviéndose oscuro (negro o marrón oscuro). Entonces, se llama melanismo, pero eso puede ser otra historia.

7 comentarios:

  1. Pero que bonito es ese Mirlo!!!!
    Yo todavía no he visto ninguno así, aunque dicen que hay uno parcialmente leucístico por la Universidad de León.
    Las Grajillas muy curiosas también.

    Saludos desde León

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mirlo era precioso. Cada vez que lo iba a ver la gente pasaba totalmente de él y me miraban raro como diciendo :"¿qué hace este tío ahí triado haciendo fotos? Está loco". Un saludo y gracias por el comentario.

      Eliminar
  2. Una anomalía muy curiosa.Gracias por explicarla tan bien.Precioso el mirlo.Un saludo desde Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gonzalo. Gracias por tu participación. El leucismoes realmente curioso ya que los animales que lo poseen son muy espectaculares. Un saludo.

      Eliminar
  3. Buena y clara descripción del concepto de 'leucismo' muchas veces mal entendido y aplicado.
    Hace un par de años tuvimos en la parcela un estornino con plumas blancas en alas y espalda. Hacía vida completamente normal, integrado en el grupillo de 8 o 10 estorninos negros; no así le sucedía al que pusimos por nombre 'Picotorcido', con una deformidad en el pico que le hacía ser y comportarse de forma diferente al resto y, por ello, quedaba apartado del grupo. En ese mismo grupo había otro ejemplar que le faltaba una pata, y se batía a las mil maravillas. En lo que va de invierno no hemos vuelto a ver a ninguno de los tres.
    Muchas gracias por tu lección, seguiremos aprendiendo de estos y otros interesantes temas que tengas el gusto de compartir.
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué curioso lo de los estorninos. ¡Vaya grupo! Muchas gracias por vuestro fiel comentario. Un saludo.

      Eliminar
  4. Muy instructiva la entrada, como siempre. Y muy amena de leer, sobre un tema tan curioso como el leucismo. He visto otras aves con esa aberración cromática, pero Grajillas, nunca
    Por aquí tenemos una Lavandera completamente blanca, que nos visita por segundo año. La compartiré en unos días.

    Saludos
    Alfredo

    ResponderEliminar