sábado, 12 de noviembre de 2016

¿Por qué marcan los animales?
El zorro caminaba delante de mi. No me había visto. El camino estaba casi inundado de altas hierbas que me iban tapando; me ocultaban de su vista, aunque estoy convencido que me percibía, sus sentidos estaban alerta y no le hacía falta verme para detectarme pero no me tenía miedo.
Caminaba lentamente por uno de los laterales con la trufa pegada al suelo, iba recibiendo información constante de por dónde iba, quién había pasado por allí, que posibles peligros había o que posibles presas. Oler es igual a información, ver es igual a información y que me mejor manera de poner tu propia marca que dejar un excremento.
El zorro se paró. Se giró. Marcó en mitad del camino y me miró. Sabía donde estaba. Dejó su información visual y olorosa, cruzó el camino y desapareció entre las altas hierbas del lado contrario por el que se desplazaba. Se perdió en el campo pero había dejado su marca, su olor, su tarjeta de visita, su: “he estado aquí y esto es mío”.
Este hecho tan común en muchos de los animales de nuestros campos le fascina a los niños cuando les hablas de porqué lo hace, de porqué los animales marcan en ciertos lugares. El marcaje es una forma de comunicación; es una manera de mandar información que otros animales recibirán e interpretarán.
El marcaje  de un animal es completamente diferente al de otro. El olor de la orina de un zorro es diferente al de otro zorro y, el de un macho, es diferente al de una hembra por lo tanto, ese marcaje tendrá diferentes finalidades. Servirá por ejemplo para delimitar un territorio pero también para buscar una posible pareja, para saber que esa pareja está en celo o para indicar a miembros de tu mismo grupo familiar que estás ahí.
La orina es un marcaje oloroso y el excremento es un marcaje tanto visual como oloroso. El marcaje mediante un excremento tiene como finalidad principal la demarcación de un territorio.
Un territorio se delimita, principalmente, por la cantidad de comida disponible en él. Así, si un grupo de lobos tienen un territorio, harán saber al resto de lobos que no son de su grupo familiar que, ese lugar, les pertenece. Por lo tanto, la demarcación de un territorio dependerá de la cantidad y utilización de sus recursos alimenticios.
Lobo salvaje marcando en plena naturaleza.
El hecho de que un animal esté en su territorio le proporciona una sensación de confianza y de estabilidad. Sabe lo que hay dentro de él, lo conoce, se sentirá hasta más fuerte dentro de sus límites. Y el hecho de entrar en otro territorio te avisa de los posibles peligros que puedes correr a nivel de enfrentamientos con los dueños de ese lugar. En muchas ocasiones sirve para evitar peleas o enfrentamientos directos. Si un animal entra en otro territorio sabe a lo que se puede enfrentar y tratará de evitarlo a menos que sea un gran grupo y pretenda conquistarlo por la fuerza.
Secuencia de imágenes tomadas en el Centro del Lobo Ibérico
en Robledo (Zamora) en las que se ve a un macho marcando.
Después de orinar rasca con las patas traseras
y delanteras en el mismo lugar.
Rascadura de lobo salvaje en La Sierra de la Culebra.
No solamente hay marcajes con excrementos o con orina también podemos encontrarnos con marcas de uñas en árboles o en el suelo, de cuernas o colmillos en arbustos o pequeños árboles o marcas olorosas como las que pueden dejar los ciervos cuando están en plena berrea y deben limpiar y pulir sus cornamentas restregándose en pequeños pinos en los que también dejarán su olor ya que de las glándulas del lagrimal le salen unas secreciones que marcarán ese pino dejándolo con una marca visual: tronchado o doblado por las cuernas y olorosa: el olor dejado por las glándulas.
Ciervo restregándose y marcando en un pequeño pino.
Cuando un jabalí o un ciervo se revuelcan en barro o se rascan en un árbol también están dejando su olor, su impronta de: "he estado aquí".
El marcaje es fundamental en muchos animales. Es pura comunicación. Es puro trasvase de información.

4 comentarios:

  1. La comunicación que emplea el reino animal a través de sus sentidos es suprema, claro que están bien dotados para ello. A nosotros nos toca emplear el lenguaje verbal y gesticular que también tiene su aquel.
    ¡Muy buena disertación de un tema apasionante que, como dices, cautiva a los más pequeños cuando les llevamos a disfrutar de la naturaleza.
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En muchos animales es básico e imprescindible para sobrevivir. Muchas gracias por vuestro comentario.

      Eliminar
  2. Muy buena lección,Jose, sobre las pautas de marcaje de los mamíferos que describes y su significado. Como siempre, muy instructiva la entrada. Me alegro que este tipo de temas seduzca a los más jóvenes, porque son claves para entender el comportamiento animal.

    Un saludo desde Donosti
    Alfredo

    ResponderEliminar