Páginas

jueves, 16 de junio de 2022

Superfetación: una estrategia reproductiva de las liebres.

Ahí está. Quieta. Inmóvil. Hierática. Orejas gachas. Ojos atentos. Olfateando el aire. Es una preciosa liebre ibérica que junto a la liebre de piornal y la liebre europea las tres especies de liebres que habitan la península ibérica, siendo las dos primeras endemismos ibéricos.
La liebre es un atleta, de músculos fuertes, extremidades finas pero potentes que le permiten tener una enorme resistencia a una gran velocidad.
Me mira de reojo pero sobre todo me oye y me huele. No me muevo. Está pendiente de mi. En cuanto haga el más mínimo movimiento se irá. Desaparecerá entre las hierbas y arbustos cercanos como un pequeño fantasma.
En el mundo animal hay curiosas estrategias reproductivas como puede ser la implantación diferida de los corzos o que los machos de los sapos parteros lleven sobre su espalda los huevos hasta que eclosionan y son liberados en el agua pues bien, las liebres pueden quedarse preñadas, estando ya preñadas, se llama superfetación.
Una liebre fecundada no va a interrumpir su ovulación y puede volver a quedarse preñada ya que es capaz de guardar espermatozoides, tras la primera cópula, que podrán fecundar nuevos óvulos, con lo cual, puede estar preñada a la vez de dos embarazos diferentes. Lo que le permitirá tener dos partos muy cercanos en el tiempo y, por lo tanto, un mayor número de lebratos podrán sobrevivir. Por ejemplo si nacen solamente en un parto 4 lebratos y sobrevive uno o dos si consigue tener dos partos muy cercanos de 8 lebratos sobrevivirán 3 ó 4. A más lebratos nacidos más lebratos supervivientes.
Una liebre adulta puede tener 3 ó 4 partos al año de 3 ó 4 lebratos cada parto. Lebratos que nacerán en el suelo, en una pequeña cama y que desde casi su nacimiento pueden comer y correr. Además la madre los separará y los llevará a diferentes puntos donde les dará de mamar por separado, otra estrategia con vistas a que sobrevivan el mayor número posible de crías.
La superfetación no es una estrategia solamente de las liebres sino que otros animales como los ratones, ratas, ovejas incluso (algo muy extraño) se puede dar en humanos pero las liebres son capaces de hacerlo regularmente como una estrategia de reproducción.
Hice un movimiento y la liebre se esfumó, desapareció entre los piornos y escobas. Desapareció en su mundo. Un mundo lleno de peligros que deberá de sortear.

No hay comentarios:

Publicar un comentario