Páginas

jueves, 22 de septiembre de 2022

Grupo de lavanderas boyeras: thumbergi, flava, flavissima e iberiae.

La última semana he podido disfrutar de un muy interesante grupo de lavanderas boyeras (Motacilla flava) en las graveras de Coreses (Zamora). En dicho grupo viajaban diferentes subespecies de esta preciosa ave cuya variabilidad es muy grande; tan grande que se han descrito, en función de los autores, entre 12 y 17 subespecies, además de algunas más que son cruces de algunas de las anteriores. Casi nada.
El grupo estaba compuesto por lavanderas boyeras de las subespecies iberiae, flava, flavissima y thunbergi. Cuatro subespecies que han parado en tierras zamoranas para coger fuerzas y descansar para continuar su largo viaje migratorio hasta tierras africanas.
Lavanderas boyeras que deambulaban por el campo zamorano comiendo frenéticamente todos los pequeños insectos que iban encontrando a su paso. Debían de coger fuerzas para continuar el largo y peligroso viaje que les espera.
Motacilla flava thunbergi.
De estas cuatro subespecies, sin lugar a dudas, la subespecie M. f. thunbergi procedente de la zona de Escandinavia y Siberia es la que más ilusión me ha hecho ver ya que nunca la había visto (Muchas gracias a Miguel Rodríguez por su amabilidad en la inestimable ayuda para la correcta identificación de esta subespecie).
La subespecie M. f. thunbergi tiene “cabeza y nuca gris pizarra que, al carecer de lista superciliar, se funden con las más oscuras auriculares. La garganta es amarilla bordeada de blanco en su zona de contacto anterior con las auriculares y bajo las bridas”.
Motacilla flava flava.
La subespecie M. f. flava proveniente de Centroeuropa era la más abundante en el grupo. Esta subespecie tiene “cabeza, nuca y auriculares de un gris azulado más claro que en iberiae, lista superciliar más patente que en M. f. iberiae, y garganta amarilla sólo bordeada de blanco en su zona de contacto con las auriculares y bajo las bridas”.
Motacilla flava flava.
La preciosa y elegante subespecie M. f. flavissima proveniente de Gran Bretaña y la Bretaña francesa también estaba presente en este grupo migratorio.
Motacilla flava flavissima.
M. f. flavissima tiene “cabeza y nuca verde amarillenta, al igual que las poco destacadas auriculares, mientras que la lista superciliar y la garganta son intensamente amarillas”.
Motacilla flava flavissima.
Por último, la subespecie M. f. iberiae es la que tenemos en la Península Ibérica, sur de Francia y noroeste de África y también se encontraba en el grupo. “Presenta una fina ceja blanca (lista superciliar) que separa las plumas de cabeza y nuca de color gris ceniza claro, de las auriculares, casi negras en el macho, pero más claras en las hembras y prolongadas en una brida que alcanza el pico. La garganta es también blanca”.
Motacilla flava iberiae.
En el postnupcial, en la Península Ibérica, se establecen dos corrientes migratorias principales:
“Una, se desarrollaría paralela al litoral atlántico implicando a la gran mayoría de las flavissima, bastantes flava, y más excepcionalmente thunbergi.
Otra, se desarrollaría a lo largo del litoral mediterráneo, constituida mayoritariamente por ejemplares de flava, aunque también incluiría a la mayoría de los escasos representantes de thunbergi y cinereocapilla que llegan a Iberia (probablemente desviados en exceso de sus rutas habituales por el Mediterráneo central)”.
Este grupo migratorio situado en las graveras de Coreses se correspondería con ejemplares que toman la ruta atlántica, compuesta por la mayoría de la subespecie flava, seguida de flavissima y de forma rara thunbergi como así he podido comprobar, añadiéndole iberiae.
Grupo de lavanderas boyeras que me ha permitido observar y deleitarme con cuatro diferentes subespecies; lavanderas que se movían sin descanso, caminando entre los rastrojos cortados buscando comida incansablemente para así poder proseguir su largo viaje hasta sus cuarteles de invierno en África.
(Todos los entrecomillados de esta entrada han sido sacados del trabajo: Palomino, D. (2016). Lavandera boyera – Motacilla flava. En: Enciclopedia Virtual de los Vertebrados Españoles. Salvador, A., Morales, M. B. (Eds.). Museo Nacional de Ciencias Naturales).

1 comentario:

  1. Excelente y didáctica la entrada que nos muestras José. Aun conociendo que existen varias subespecies de lavandera boyera, nunca he podido distinguir con seguridad sus diferentes variedades. Saludos José.

    ResponderEliminar