Páginas

miércoles, 10 de agosto de 2016

Libélula emergiendo.

Uno de los momentos más impresionantes que he vivido en lo que va de verano lo protagonizó una libélula que nos dejó impactados y sorprendidos cuando, en forma de larva, salió del agua, subió por una roca, se fijó y comenzó a salir ante nuestra incrédula mirada ya que, tanto mi gran amigo Ernesto Hernández como yo, nunca habíamos presenciado tal proceso.
Desde que comenzó a salir hasta que voló trascurrió media hora durante la cual no perdimos ni un sólo detalle de un hecho que se puede presenciar completo muy pocas veces; por cierto, la libélula que emergió es una de las pequeñas joyas que tenemos en nuestra provincia, Gomphus graslinii (muchas gracias a Miguel Rodríguez por su inestimable ayuda en la identificación).
En este caso, como se suele decir, las imágenes valen más que mil palabras...
...impresionante.

6 comentarios:

  1. Preciosa secuencia!!! Saludos desde Cantabria.

    ResponderEliminar
  2. Genial serie, y con una libélula de lujo.

    Enhorabuena, Pepe.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Genial!!
    Qué suerte y qué disfrute haber podido contemplar todo el proceso. ¡Seguro que estuvísteis la media hora sin pestañear!
    Enhorabuena y un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo aseguro. Ni nos movimos un milímetro. Si no estamos allí no acaba bien ya que estaba en una zona muy concurrida. Un saludo y gracias por el comentario.

      Eliminar