miércoles, 10 de agosto de 2016

Libélula emergiendo.
Uno de los momentos más impresionantes que he vivido en lo que va de verano lo protagonizó una libélula que nos dejó impactados y sorprendidos cuando, en forma de larva, salió del agua, subió por una roca, se fijó y comenzó a salir ante nuestra incrédula mirada ya que, tanto mi gran amigo Ernesto Hernández como yo, nunca habíamos presenciado tal proceso.
Desde que comenzó a salir hasta que voló trascurrió media hora durante la cual no perdimos ni un sólo detalle de un hecho que se puede presenciar completo muy pocas veces; por cierto, la libélula que emergió es una de las pequeñas joyas que tenemos en nuestra provincia, Gomphus graslinii (muchas gracias a Miguel Rodríguez por su inestimable ayuda en la identificación).
En este caso, como se suele decir, las imágenes valen más que mil palabras...
...impresionante.

6 comentarios:

  1. Preciosa secuencia!!! Saludos desde Cantabria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Germán. Fue un momento único. Un saludo.

      Eliminar
  2. Genial serie, y con una libélula de lujo.

    Enhorabuena, Pepe.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Genial!!
    Qué suerte y qué disfrute haber podido contemplar todo el proceso. ¡Seguro que estuvísteis la media hora sin pestañear!
    Enhorabuena y un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo aseguro. Ni nos movimos un milímetro. Si no estamos allí no acaba bien ya que estaba en una zona muy concurrida. Un saludo y gracias por el comentario.

      Eliminar