martes, 24 de enero de 2017

Gaviotas reidoras en Zamora ciudad.
“¿Gaviotas aquí? ¿Pero no son de mar?” Estas son las frases más típicas cuando vas por el río Duero y alguien se da cuenta que en el agua o en la zuda del río hay un grupo de gaviotas o cuando les cuentas que en el río o en el embalse o en el vertedero has visto un grupo. Pues sí. En el interior también hay gaviotas.
Voy a centrarme en el grupo de gaviotas reidoras que lleva en el río Duero, a su paso por Zamora ciudad, desde hace casi dos meses.
Zuda de Olivares, donde se encuentra el grupo de gaviotas reidoras.
La gaviota reidora es una de las gaviotas consideradas pequeñas (35-39 cm de largo), se encuentra entre las gaviotas que tienen dos grupos de edad, es decir, que adquieren su plumaje de adulto a los dos años.
Gaviota reidora juvenil.
Gaviota reidora de primer invierno.
Adulto invierno.
Adulto verano.
Otras gaviotas lo adquieren a los tres años de edad, por ejemplo la gaviota cabecinegra o la cana y, otras, a los cuatro años de edad, por ejemplo la patiamarilla o la sombría.
Desde hace unos dos meses un grupo variable de gaviotas reidoras pasa gran parte del día en la zuda de Olivares, en el río Duero a su paso por Zamora capital. Por cierto, una zuda es como una pequeña muralla de piedra por la que cae el agua; se hacía en el río para mantenerlo oxigenado (el agua se movía cayendo por estas zudas y no permanecía estancada) o se utilizaban para los molinos de agua.
Allí se empiezan a concentrar a mediodía y pasan gran parte de la tarde moviéndose de la zuda, donde se acicalan, beben y descansan, al agua, donde se lavan. Casi al anochecer, se levantan y marcha río arriba, aunque algunos días se han quedado aquí a pasar la noche.
A la mañana siguiente, si se han quedado en la zuda a pasar la noche, se irán marchando a comer hasta el vertedero de Zamora en el que se concentrarán algo más de mil gaviotas reidoras venidas de otros puntos de la provincia como puede ser el embalse de Ricobayo o las lagunas de Villafáfila.
Al mediodía, desde el vertedero se volverán a la zuda de Olivares donde, nuevamente, al anochecer, se levantarán e irán río arriba para pasar la noche en algún punto del río, alguna laguna o algún embalse (aunque, como he comentado anteriormente, algunos días pasarán aquí la noche). Este es el día normal que hacen estas gaviotas reidoras que están pasando el invierno en nuestra ciudad.
Pero os preguntaréis: ¿cómo se sabe que son estas las que comen en el vertedero por las mañanas? Para saberlo hay algunas que nos cuentan su historia, las anilladas y, entre este grupo de reidoras, hasta el momento, he podido ver tres que lo están y, a las tres, las he podido observar, diferentes días, en el vertedero de Zamora alimentándose (a las tres juntas el 27-1-2017).
Dos de ellas han sido anilladas en Noruega, el mismo día (11-6-2016), por los mismos anilladores (Morten Helberg y Carsten Lome) y en el mismo lugar; desde entonces se mueven juntas y han venido juntas desde la lejana Noruega, algo realmente curioso. Estas dos gaviotas, ambas de primer invierno, son JAY5 y JCJ8.
Estas dos imágenes, en la zuda de Olivares, corresponden a la JAY5
Otra de las componentes de este grupo es la ETPR, otra gaviota de primer invierno, anillada en Bélgica el 10 de junio de 2016 por Tim Audenaert que he podido observar tanto en el vertedero de Zamora como en la zuda de Olivares, en el río Duero a su paso por la ciudad. Lugares por los que se mueve junto a las dos anilladas en Noruega.
Esta es la ETPR
La misma gaviota reidora pero en el vertedero de Zamora.
Las gaviotas redioras son aves migratorias, las tres gaviotas anteriores nacieron y fueron anilladas, como pollos, en Noruega y Bélgica pero también hay grupos de gaviotas reidoras que crían en nuestra provincia aunque no siempre fue así y: “Hasta 1960 no se tuvo plena seguridad de la reproducción de esta Gaviota en la Península Ibérica. El 20 de mayo de aquel año, Salvador Maluquer y Arturo Sarró descubrían en la Isla de Buda (Delta del Ebro) una colonia con 25 nidos, situados entre matas de salicornia y colocados a pequeña altura del suelo. Este hallazgo vino a confirmar la sospecha de algunos ornitólogos (Bernis), de que en diversas zonas de Iberia se veían durante la época estival reidoras con plumaje de adultos y que no estaba lejos el día en que se demostraría su nidificación”. (fuente pajaricos.com). En nuestra provincia el lugar de cría son las lagunas de Villafáfila como comenté en una entrada anterior (pinchar aquí si queréis recordarla).
Otra curiosidad es otra gaviota reidora anillada que he podido ver en el vertedero, esta adulta; la N20P que fue anillada en la Laguna de Boada de Campos (Palencia) el 25 de junio de 2012 por Carlos González (Grupo Ibérico de Anillamiento) y que fue una de las que crió en junio de 2015 en las lagunas del centro de interpretación de Villafáfila (leída por Cristian Osorio y Sergio Domínguez. La pude ver y leer parcialmente, incluso fotografiar).
Aquí se encuentra en el Centro de Interpretación
 de las Lagunas de Villafáfila, donde crió.

Gaviotas sombrías en el mismo grupo.
En este grupo de gaviotas reidoras hay algunas infiltradas, algunas gaviotas sombrías las acompañan en sus movimientos (una de ellas está anillada con solamente anilla metálica, algo imposible de leer a distancia) pero también hay habitantes del río que se mueven entre ellas: azulones, gallinetas, grajillas, andarríos chico, lavanderas cascadeñas y blancas, garzas reales, cigüeñas blancas o cormoranes es frecuente verlos moverse entre los cientos de gaviotas reidoras.
Gaviota sombría y cormorán grande entre las reidoras.
Pareja de azulones junto a las gaviotas.
Gallineta en la zuda.
Andarríos chico busca alimento junto a las reidoras.
Gaviotas sombrías, grajilla y cormorán grande entre las reidoras.
Cigüeña blanca y cormorán grande.
Es muy posible que este grupo pase aquí todo el invierno para después dirigirse a sus zonas de cría en el centro y norte de Europa. Grupo que suscita la curiosidad y asombro de los paseantes del río que no dan crédito a que aquí, en el interior de la península ibérica, haya gaviotas.

2 comentarios:

  1. Buen reportaje de las reidoras en Zamora. Ya he empezado con tu libro, me esta encantando!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Germán. Me alegro que te guste, es algo muy importante para mi. Un saludo

      Eliminar