sábado, 21 de julio de 2012

Libélulas y caballitos del diablo. ¿Quién es quién?
Esta va a ser una entrada diferente a las que hago normalmente. El motivo es muy sencillo. La pregunta: ¿qué es una libélula y qué es un caballito del diablo? Es una de las que más hacen los niños en el campamento cuando estamos en el río Tera o en el Lago de Sanabria.
No soy ningún experto en insectos pero sí sé cómo diferenciarlos y algo de su vida. Por tanto les explico la forma de saber quién es quién y, sobre todo, que aprendan a respetarlos ya que en muchos lugares tienen la fea manía de cogerlos y cuando se hace, normalmente, se les mata o se les estropea su "instrumental" de vuelo y, por lo tanto, no pueden sobrevivir.
Libélula en una roca cerca del lago de Sanabria.
La primera diferencia es el tamaño. Las libélulas son más grandes pero eso, para los niños, no es concluyente ya que no son capaces de comparar tamaños. La segunda es determinante. Las libélulas cuando están posadas no pueden plegar las alas sobre su cuerpo. Las dejan perpendiculares a él, mientras que los caballitos del diablo sí las pueden plegar. Con esta diferencia ya son capaces de decir quién es quién.
Caballito del diablo en la orilla del Lago.
Si además le añadimos una tercera diferencia, ya no tendrán ninguna duda. Las libélulas tienen los ojos juntos, sobre la cabeza; mientras que los caballitos del diablo los tienen a los lados. 
Una vez que saben diferenciarlos preguntan nuevas dudas. Por ejemplo, el otro día en el Lago de Sanabria, había muchos caballitos del diablo posados en el agua. Para ellos es muy extraño verlos enganchados y posados sobre pequeñas hierbas en el lago. Les contamos que estaban poniendo huevos.
Macho enganchado a la hembra.
Caballitos del diablo realizando la puesta.
Dos parejas realizando la puesta sobre una fina hierba
Tanto los caballitos del diablo como las libélulas pasan la mayor parte de su vida en estado larvario dentro del agua. Son voraces depredadores, puediendo llegar a cazar renacuajos o pequeños peces. Llegando a vivir casi siete años en este estado.
Larva de libélula.
Larva de caballito del diablo.
Mientras se encuentran en el agua, van creciendo y mudan periódicamente para finalmente salir del agua, agarrarse a una roca o hierba y culminar su transformación. Dejarán "su armazón" de insecto acuático con un agujero detrás de la cabeza, del que saldrá el caballito o libélula.
Caballito del diablo recién salido de "su armazón" de insecto acuático..
Algo sorprendente de las libélulas es su capacidad de vuelo. Pueden hacer de todo en el aire. Subir, bajar, ir marcha atrás, mantenerse en el aire o recorrer cientos de kilómetros llegando incluso a velocidades cercanas a los 100 kilómetros por hora. Son verdaderas maestras del vuelo. Esto les permite alimentarse de insectos voladores, sobre todo mosquitos, que cazan en vuelo. Tienen las patas atrofiadas, por lo que no las utilizan para caminar, solamente, para cazar y para posarse a descansar. Por el contario, los caballitos son más torpes.
Cuando les cuentas estas diferencias o curiosidades los niños se sorprenden como me pasó a mi la primera vez que alguien me lo explicó.

7 comentarios:

  1. ¡Cuánto aprendemos con tus crónicas!
    Yo he pensado muy seriamente que debería repasar mis libros de primaria y secundaria, donde seguro que aparecerían todos esos conocimientos que tengo tan empolvados y resultan tan interesantes como importantes para valorar y respetar la naturaleza.
    Muchas gracias por compartir los tuyos.
    Un saludo desde Pucela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por vuestros fieles comentarios. Es cierto que a veces se nos olvidan cosas que aprendimos de pequeños y que cuando los recuerdas te sorprendes. Un saludo.

      Eliminar
  2. Me ha encantado la entrada.


    A partir de ahora me fijaré.


    Saludos desde Salamanca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado. Un saludo y gracias por el comentario.

      Eliminar
  3. Hola,he encontrado por casualidad tu blog y me parece muy bueno,tanto las fotos como los comentarios.Además tengo sangre Zamorana por lo que el interés se incrementa.te hago un enlace en mi blog "Erithacus" y te sigo.
    Un saludo y gracias por mostrar toda esta maravilla.

    Xurde.A

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario y comenzar a seguir el blog. Seguiré el tuyo. Un saludo.

      Eliminar
  4. Muy buenas Pepe;
    Me acabo de encontrar con esta entrada tuya, buscando info de la distribución de libélulas, como bien sabes, estoy recogiendo las citas de Zamora y curiosamente ese día tuviste suerte, la primera imagen corresponde con una Boyeria irene spp brachycerca de la cual, tengo muy poquitas citas. Ya se que hay que ha pasado mucho tiempo, pero, no puedo por menos ¿Te acuerdas donde realizaste la imagen?...
    Saludos y gracias

    ResponderEliminar