domingo, 6 de enero de 2013

Y apareció un visón americano.
Muchas veces la naturaleza nos depara encuentros inesperados y normalmente cuando aparecen, nunca llevas la cámara y como se dice habitualmente: "la mejor foto es la que dejas sin hacer"; pero este día sí llevaba la cámara y aunque era prácticamente de noche, las 18:00 horas en enero es bastante tarde para hacer fotografías, pude captar el momento pero no me voy a adelantar, todo a su tiempo.
Hace unos días debía de controlar un dormidero de milano real así es que me fui para allá. Me coloqué para poder verlos bien y esperé. Solamente había dos, algo extraño porque hacía varios días había más de treinta, "ya vendrán" pensé, pero no, los dos que había se fueron. Pasaba el tiempo y no aparecía ninguno. Habrían cambiado de dormidero.
En la espera siempre se buscan otras cosas que ver. Que si garcetas grandes por un lado, silbones, azulones, frisos y dos rabudos por otro, garzas reales...¡anda una nutria! Que cruzó todo el río de una orilla a otra con la suavidad que les caracteriza, van como deslizándose sobre el agua. Tras desaparecer pasaron unos cormoranes y unas garcillas bueyeras y... allí, muy cerca de mi, ¡un visón americano se disponía a entrar en el agua! 
El visón americano desde hace cientos de años ha sido atrapado para conseguir su preciada piel que se vendía para la realización de prendas de vestir. Dado su elevado valor económico a mediados del s.XIX en Estados Unidos se inició su cría en cautividad. La moda de los abrigos de piel, algo que no he entendido nunca y que no me gusta en absoluto, suponía un gran negocio a la vista con lo que se abrió en 1925 la primera granja en Europa (Suecia) y en 1958 la primera en España (El Espinar (Segovia)).
El visón americano es originario del norte de América y está incluido en el Catálogo Español de especies exóticas invasoras (Real Decreto 1628/2011, de 14 de noviembre) por constituir una amenaza grave para las especies autóctonas. Al estar incluido en este Catálogo está prohibida su cría en España y entonces, ¿como es posible que todavía exista la barbaridad de la cría de estos animales y que haya granjas de visones en nuestro país?
Una especie invasora es la que llega a un nuevo territorio, colonizándolo y criando en él. Por lo tanto alterará el ecosistema y provocará daños de diferente índole como el desplazamiento o reemplazamiento de especies autóctonas, ya que competirá con ellas por el mismo alimento, provocará riesgos para la salud humana o problemas para la agricultura.
Se provocará un impacto sobre los individuos autóctonos (visón americano sobre el visón europeo), genético (como la hibridación entre la malvasía canela sobre la malvasía cabeciblanca), sobre los ecosistemas (modificación del paisaje por parte del eucalipto) o sobre las poblaciones (cangrejo americano sobre el autóctono).
Por lo tanto tenemos que tener en cuenta que todas las especies invasoras son introducidas pero no todas las introducidas son invasoras. Para que una especie se considere invasora debe de asentarse y ser capaz de criar, es decir, se debe asentar y si entonces afecta a las especies autóctonas, se considerará invasora.
El primer visón americano que se vio en libertad en nuestro país fue en 1978 pero por desgracia desde entonces entre escapes y la irracionalidad de individuos descerebrados que estaban en contra de las granjas de visones y que podían haber protestado de forma legal; lo hicieron de una forma irracional soltando miles de ejemplares llegando a su extrema locura con la suelta de 30.000 ejemplares en 2005 y 20.000 en 2007 de una granja cercana a Santiago de Compostela.
De estos miles de ejemplares se consiguieron recoger bastantes pero quedaron muchos en libertad lo cual supuso un enorme problema para la población autóctona del visón europeo, de la rata de agua o de la nutria ya que el visón americano es tremendamente adaptable, come de todo, es muy agresivo y se reproduce sin dificultad.
Allí estaba. Campeando por la orilla del río. Entraba y salía del agua. Subía por la ladera o se acercaba a unas rocas. 
La nutria que pude ver en la misma zona es un buen indicador de que lo mantendrá a ralla ya que se ha demostrado que: "La coexistencia entre nutrias y visones americanos puede depender, no sólo de las densidades de nutrias, sino también de la disponibilidad de presas alternativas. La nutria europea no eliminará las poblaciones de visón americano, pero puede ser capaz de reducir a la mitad la densidad de sus poblaciones (Bonesi et al., 2004)", es decir donde hay nutrias los visones americanos están controlados.
Realmente y por desgracia, el visón americano forma parte de nuestra fauna con lo cual se debe de controlar. En el Atlas y Libro Rojo de los mamíferos terrestres de España se dice: "Ante el fracaso de las campañas de erradicación, parece inevitable concluir que el visón americano ya forma parte de la fauna de nuestro país. Se deberían de adoptar medidas de gestión encaminadas a evitar nuevas liberaciones y a impedir que las poblaciones ya existentes afecten negativamente a especies amenazadas, como el visón europeo. Los controles para reducir la densidad de las poblaciones, deben de realizarse siempre utilizando técnicas de trampeo selectivo en vivo".
El visón continuó por la orilla hasta que se percató de mi presencia. Se paró. Levantó la cabeza momento en el cual pude ver una de las diferencias más claras y visibles con el visón europeo (evidentemente hay más pero esta es muy visual). El visón europeo tiene una mancha blanca en el morro y el visón americano solamente la tiene en el labio inferior. Me miró. Se tiró al agua y desapareció en el río. Comenzaban sus andanzas.

4 comentarios:

  1. Inesperada visita la de ese ejemplar de visón americano que, como dices, hoy día no es tan díficil de encontrar en algunos de nuestros cursos de agua, desplazando a las especies autóctonas con facilidad.
    En uno de nuestros paseos por el canal del Duero un señor de mediana edad nos refirió... ¿ya habéis visto a la nutria? de lo que dedujimos que lo que había visto era un visón, aún no hemos llegado a localizarle.
    Un saludo de 'ojolince y sra.'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente sea un visón como bien decís. Lo mismo me ha pasado a mi en alguna ocasión. Gracias por vuestro comentario y un saludo.

      Eliminar
  2. Ignoraba que hubiera visones en el río Duero. Tengo una duda, ¿cómo es posible que haya nutrias en el río Duero, cuando se dice que necesitan aguas limpias?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de que las nutrias necesiten agua limpia no es del todo cierto. En el Duero a su paso por Zamora las hay en varios puntos. Lo único que necesitan es alimento disponible y que no las molesten. Nada más. Si el agua está limpia mejor pero si no es así no les afecta para nada. Igual pasa con el martín pescador, otro animal que se le asocia con aguas limpias y le pasa lo mismo; comida y tranquilidad es lo que les hace falta. En esta entrada anterior hablo de estos temas y curiosidades: http://depaseoporlanaturaleza.blogspot.com.es/2011/12/no-deberian-de-estar-ahi.html
      Un saludo y gracias por el comentario.

      Eliminar