domingo, 3 de febrero de 2013

El sentido común es el menos común de los sentidos.
Tenía preparada una entrada para subir pero quiero hacer una denuncia de los irresponsables que se hacen llamar amantes de la naturaleza y que avergüenzan a los que la amamos y respetamos, tratando de disfrutarla de una forma saludable, responsable y con conocimiento de causa.
Hoy he estado en Villafáfila con mi sobrina. Era la primera vez que iba a ver pájaros. Tiene 5 años y la verdad es que ha disfrutado en el centro de interpretación, lugar ideal para que los niños se vayan familiarizando con las aves.
Al terminar el día llegamos a Otero de Sariegos, donde tuvimos que sufrir a unos irresponsables que, ni cortos ni perezosos, se metieron en la laguna misma. No uno ni dos...¡eran veinte! 
Tan tranquilos en la misma orilla.
Bien pertrechados con buena ropa, cámaras en condiciones y prismáticos. Con toda su santa jeta pasaron por delante y pasaron de toda la gente que estábamos en el observatorio. Llamé por teléfono para que viniera algún guarda y los echara. La indignación y el cabreo fue subiendo de tono entre los que estábamos en el límite de observación, respetando las normas.
Guarda yendo hacia el grupo y sin problemas...tan tranquilos.
Llegó un guarda de la reserva y fue a por ellos, por cierto le costó traerlos ya que no atendían a razones y se quedaban para atrás, incluso alguno se quedó haciendo fotografías al mismo borde del agua. 
Diciéndoles que no podían estar ahí.
Después de echarlos, todavía alguno se quedó a hacer fotografías a una laguna
vacía de aves ya que ellos mismos las habían espantado o los grupos
que venían no bajaban a la laguna.
Cuando llegaron a donde estábamos nosotros sucedió el lógico rife-rafe. Nos habían espantado todas las aves de la laguna. No quedaba ni una. Varias personas nos dirigimos hacia ellos para recriminarles lo que habían hecho, a lo que unos respondieron pasando absolutamente de nosotros y otros intentaban justificarse con excusas baratas como: "no hemos visto ningún cartel, ni valla". "Nos extrañaba no ver ningún pájaro". "Pues no es para tanto..." Pero ninguno se disculpó ante toda la gente que allí estábamos. Ninguno reconoció que lo había hecho mal, que había metido la pata y había fastidiado a todos los que estábamos cumpliendo las normas.
Volviendo...a la valla, a los límites de observación.
Según marchábamos llegaba la Guardia Civil a la que habían llamado para solucionar el conflicto. No sé lo que pasó después pero me lo imagino. 
Me avergüenzo de gente irresponsable y me niego a que me comparen con aquellos que no respetan las normas cuando salen al campo. No todos somos iguales.
Estoy completamente a favor de que la gente que lo desee acuda al campo a ver animales ya sea el lobo, el lince, el oso o a cualquier espacio natural, pero creo que se debería de hacer con cierto sentido, con un criterio, siguiendo unas normas, no escritas, de comportamiento, de saber estar en un lugar, de respetar a la fauna, al entorno y a los que vamos con la intención de estar en la naturaleza y ver lo que se tercie y, si no lo vemos, lo entendemos, porque el campo es así y lo sabemos.
Me gusta el campo, el bosque, moverme y patear y a veces no entiendo el comportamiento de algunos que se llaman “amantes de la naturaleza” cuyo único objetivo es ver a un animal emblemático o sacar una foto de tal sitio sin seguir una serie de normas mínimas y básicas de comportamiento. Por desgracia muchas veces el sentido común es el menos común de los sentidos. 

10 comentarios:

  1. No podría estar más de acuerdo contigo, yo a estas personas,también las vi como se acercaban a la laguna a la altura del pueblo, donde no había ningún ave, ni hay ningún cartel de prohibido el paso, pero no me hubiese imaginado que siguiesen hacia adelante....ojala les haya caido una buena!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristian creo que nos les pasó nada de nada. Creo que una multa de vez en cuando no venía nada mal. Un saludo.

      Eliminar
  2. Pues para ser tantos casi seguro que son de algún grupo u asociación....ya les vale....
    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo pensé al verlos tan equipados y tantos. No tengo ni idea de donde eran. Gracias por el comentario y un saludo.

      Eliminar
  3. ¿Qué esperaban, acercarse y encontrar las aves esperándolos para que las vieran o las fotografiasen? Es una pena, pero siempre hay gente dando la nota, pensando que solo ellos pueden saltarse las normas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Lo veo y no lo creo!
    yo alucino con esa gente...pero no saben leer, pero no tienen sentido común!!!! y encima en una reserva, no quiero ni pensar que harán en otros lugares.

    Estoy de acuerdo contigo en todo.

    Saludos desde León.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así me pasó a mi. Lo veía y no lo creía pero era cierto. Estaban dentro de los límites, en el mismo borde de la laguna. Un saludo.

      Eliminar
  5. Penoso lo que cuentas, pero no me extraña. Hay gente que se cree con derecho a todo sin importarle lo que se lleve por delante o cómo repercuta a los demás. Lo que no entiendo es por qué les ocultas su cara. Que se sepa quiénes son estos maleducados. Un saludo

    Dani

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani. Dudé mucho en taparles la cara o no hacerlo, es más, primero tenía la intención de no tapársela pero al final me decidí por ocultarla. Un saludo y gracias por el comentario.

      Eliminar