jueves, 4 de abril de 2013

Tablas de Daimiel I: Laguna de Navaseca.
Fue una auténtica y agradable sorpresa. El recepcionista del hotel nos indicó el lugar y nos dijo: "ir allí que hay muchos pájaros". Fuimos y no se equivocó. Esta laguna situada a unos dos kilómetros de Daimiel es un hervidero de vida, una laguna que por uno de sus extremos está junto a la depuradora de Daimiel (Ciudad Real) y que, en este momento, se extiende por los dos lados de la carretera, incluso la salta en muchos tramos y con las últimas lluvias estaba llena de agua y desbordada, conformando un espacio con una tremenda variedad de aves que se movían por ella. Pudimos observar muchas más aves en esta laguna que en las Tablas de Daimiel.
La vida en esta laguna es muy variada y espectacular, sorprendiendo a todo aquel que llega por primera vez y la atraviesa por el centro con el coche. En esta primera pasada aparecieron ante nuestros ojos zampullines cuellinegros y comunes, fochas comunes, gallinetas de agua, malvasías cabeciblancas, flamencos, gansos comunes, azulones, patos cuchara, mochuelo o lavanderas blancas y boyeras, todo con el constante paso de gaviotas (sobre todo reidoras y sombrías).
Nuestra sorpresa era tremenda. No esperábamos encontrar tanta vida y variedad. Paramos el coche en uno de los extremos y nos dedicamos a pasear por el centro, por la carretera y buscar un poco más. 
Inmediatamente aparecieron  ante nuestros ojos calamones, canasteras, correlimos comunes, combatientes, archibebes comunes, patos coloraos, ánade friso, tarro blanco, garza imperial y real, andarríos chico, cigüeñuelas, porrón europeo, porrón moñudo, gaviota cabecinegra, charrán común, además de algún aguilucho lagunero que prospectaba la zona e innumerables ranas que estaban por toda la orilla.
De toda esta variedad me quiero centrar en dos especies que normalmente no puedo observar en nuestra tierra: la malvasía cabeciblanca y el calamón. Una tercera especie característica es el pato colorao, al cual reservo un lugar destacado en la próxima entrada dedicada a las Tablas de Daimiel. 
Nunca había visto una malvasía cabeciblanca y en esta laguna pudimos observar decenas de ejemplares y además, en pleno celo. Persecuciones, posturas erguidas, colas levantadas y, sobre todo, el cambio de coloración del pico en los machos que pasa de color gris a un azul claro intenso que sorprende cuando lo puedes contemplar por primera vez.
Varios machos se acercan...
...la hembra acosada se sumerge y...
...comienza la pelea, mientras...
...la hembra sale más allá hasta qué...
...el ganador. Orgulloso. Lo demuestra.
La malvasía cabeciblanca se encuentra en el Libro Rojo de los Vertebrados de España  y en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas con la categoría de “En peligro de extinción”. En 1977 solamente se censaron en España 22 ejemplares en la laguna de Zoñar (Córdoba) que, gracias a adecuadas medidas de recuperación, se han ido recuperando hasta alrededor de los 1.800-2.000 que hay en la actualidad.
La malvasía cabeciblanca se enfrentó y sigue enfrentándose a problemas como la caza ilegal (mucho más controlada ahora que en los años setenta), la pérdida de su hábitat o la predación sobre sus huevos y, sobre todo, con el grave problema de la introducción en nuestro país de una especie alóctona, la malvasía canela que se introdujo en 1983 procedente de Inglaterra donde llegó en los años cuarenta procedente de Estados Unidos y qué se hibridó con la malvasía cabeciblanca produciendo híbridos fértiles y, aunque se eliminaron las primeras aves detectadas, el problema sigue actualmente.
Pareja sesteando.
La malvasía cabeciblanca es un ave sorprendente y no sólo por su gran pico que utiliza para arrancar la vegetación del fondo de la laguna y capturar así pequeños insectos o moluscos sino por todo lo que le rodea, desde su peculiar forma compacta hasta lo buena buceadora que es y que raramente vuela. Fue una verdadera alegría y sorpresa poder disfrutar de ella en esta pequeña laguna.
La segunda es un ave que hemos podido observar más veces, sobre todo en Doñana, pero que siempre que la vemos nos produce una enorme satisfacción. El calamón.
Aquí se pueden ver su hermosas alas y la enorme longitud de sus dedos,
con los que se mueve ágilmente entre los carrizos.
Ave de un azul intenso con reflejos metálicos espectaculares. Muy discreto y no fácil de observar pero tuvimos la inmensa suerte de ver tres ejemplares en sus movimientos más característicos como es andar entre los carrizos, algo no común como es nadando y algo completamente inusual que es verlo volando o sumergiéndose en la laguna.
El calamón se mueve ágilmente entre los carrizos buscando alimento, incluso se puede subir a las cañas y, cuando se mueve de unos cañaverales a otros, lo hace o nadando o volando, siendo muy curioso porque, según vuela, lleva las patas colgando en una postura inconfundible. Pudimos disfrutar de esta ave desgarbada y grande que nos gusta especialmente poder ver y disfrutar.
Flamencos peleándose.
También había un grupo de unos trescientos flamencos que pudimos observar en sus quehaceres cotidianos e incluso en sus disputas y un número muy elevado de zampullines cuellinegros que realmente nos sorprendió ya qué acostumbrados a ver alguno suelto en Villafáfila aquí pudimos disfrutar de varias decenas de ellos con un plumaje nupcial espectacular.
Diferentes imágenes del espectacular zampullín cuellinegro.
Lo más abundante sin lugar a dudas eran las gaviotas reidoras que volaban entre los carrizos y algunas estaban preparando sus nidos. Entre ellas también aparecieron sombrías, cabecinegras y varios charranes comunes. 
Aquí os mostramos algunas fotografías de algunos de los habitantes de la laguna.
Canasteras.
Cuatro machos de pato colorao acosando a una hembra
 con el fondo lleno de gaviotas.
Porrón europeo, zampullín cuellinegro y malvasía cabeciblanca.
Lavandera boyera.
Andarríos chico.
Mochuelo.
Esta es la laguna de Navaseca. Un enclave diferente que nos sorprendió agradablemente ya que no conocíamos de su existencia y era un paraje lleno de vida. 

13 comentarios:

  1. -Un buen repertorio, si señor. Se dio bien Daimiel.
    De las fotos no hablo, porque digo siempre lo mismo.


    UN Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta laguna nos sorprendió (no teníamos ni idea de ella). Vimos aquí mucha mas cantidad y variedad que en Las Tablas. Un saludo y gracias.

      Eliminar
  2. Espectacular,
    todavía no conozco este enclavé y le tengo muchas ganas.
    Gran biodiversidad y buenas fotos.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola J.Alberto. Si pasas por la zona no dudes en ir. Es sorprendente todo lo que se puede ver allí (por lo menos en esta temporada. El resto no lo sé). Muchas gracias y un saludo.

      Eliminar
  3. Vaya colección de aves. Seguro que has disfrutado con tanta variedad y cantidad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Sorpendidos nos ha dejado tu relato de la laguna de Navaseca!
    Así da gusto salir de 'pajareo'... cuando llegas a un lugar desconocido y amablemente te indican donde se encuentra lo que quieres ver; y además llegas y ves.
    Fenomenal excursión, pajareo y 'repor'.
    Un saludo de 'ojolince y sra.'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces es cuestión de suerte que des con alguien de la zona que te indique a donde ir. Un saludo y gracias por vuestro comentario.

      Eliminar
  5. Coincido contigo, esta laguna es todo un "sitio caliente", una concentración espectacular, un fotograma de lo que debió ser la gran película de la Mancha húmeda original.
    Un saludo y enhorabuena por el blog.
    Linkado desde Almanaque natural, otro gran sitio... http://elblogdejavieratrio.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego esta laguna es un sitio muy interesante. Gracias por visitar el blog (ya visitaré el tuyo). Un saludo.

      Eliminar
  6. Hola J. Alberto. Hace años nadie conocía Navaseca, fue laguna hace más de 40 años, pero cerca de Albuera, Escoplillo y la Nava, enormes todas, pasaba desapercibida. Despues al drenar y profundizar el Guadiana desaparecieron todas, sí todas. Hace menos de 10 años aprovechando la salida de aguas de la EDAR de Daimiel se cogió una sexta parte de la laguna para hacer este lagunazo artificial. Como era el único punto de agua decente fuera de las Tablas se llenó de fauna, que se ha hecho querenciosa con el lugar.
    Este año la laguna ha ocupado todo su vaso lagunar (el de la EDAR y el privado) y es un espectáculo total. Y eso a pesar de lo dispersos que están los animales con tanta laguna para elegir.
    Un saludo desde Almanaque Natural.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enrique. La laguna fue toda una sorpresa, mejor dicho un sorpresón. No sabía lo que comentas, gracias por la información y por el comentario. Un saludo.

      Eliminar
  7. Hola, buenas tardes. Me ha encantado el encontrar esta entrada de Laguna de Navaseca, de la que estaba buscando datos.
    La conozco hace unos años. y siempre que voy cerca paso por ella.
    Es cierto que muchas aves prefieren ese enclave al propio parque de Las Tablas.
    Y estuvimos cuando tú...desbordado el rio Azuer y fué preciso la voladura del puente....
    Veré tranquilamente tu blog, que es muy amplio.
    Y leo eres de Zamora. Vamos cada año a Villafáfila, excelente enclave.
    Un saludo. Y voy a intentar enlazar tu blog con el mio http:// oltra-mirada.blogspot.com.es
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar