jueves, 2 de mayo de 2013

Cernícalos patrirrojos en Villafáfila.
El pasado miércoles acudí hasta Villafáfila en compañía de mi amiga Pilar con la idea principal de poder ver uno de los cernícalos patirrojos que se habían visto por la zona. Cernícalos patirrojos que descubrieron el pasado día 27 de abril J.M. San Román (un macho) en Otero de Sariegos y Cristian Osorio (una hembra) en el mismo pueblo de Villafáfila; la verdad, es qué se cumplieron con creces nuestras expectativas ya qué aparte de conseguir verlo, disfrutamos de un día impresionante en las lagunas pero eso dará para otra entrada específica, ahora me quiero centrar en los cernícalos que tuvimos el placer de disfrutar y en el patirrojo en particular.
Nada más llegar fuimos hasta la carretera de Otero de Sariegos, lugar en el que se le ha visto con más asiduidad. En nuestra primera pasada no lo pudimos ver pero si disfrutar de un número muy elevado de cernícalos primilla que se movían de los postes al suelo en un constante trajín de caza y captura.
Volvimos por la tarde al mismo lugar y allí estaba. Posado en uno de los cables junto a la carretera.
El cernícalo patirrojo es un ave que se puede ver muy escasamente en España, ya qué normalmente se distribuye por Asia y Europa oriental emigrando hasta África en otoño para pasar allí el invierno y es, en el viaje de vuelta, en primavera, cuando más posibilidades hay de que se puedan ver algunos ejemplares en la península ibérica y este es uno de ellos.
Era la primera vez qué podía disfrutar de este precioso cernícalo. Un macho de color gris azulado y patas rojas que, de repente, se levantó y fue directo en busca de un cernícalo primilla como un auténtico poseso. 
Lo persiguió. Acosó. Lanzó constantes pasadas e incluso picó. El patirrojo estaba intentando quitarle o que soltara lo qué acababa de cazar en el suelo.
El primilla había cazado y el patirrojo intentaba, por todos los medios, quitarle lo qué acaba de capturar. El patirrojo no paró un sólo instante hasta que consiguió que el primilla soltara su preciado tesoro. El lance fue intenso y espectacular y el cernícalo patirrojo consiguió su objetivo. En esta zona se ha podido comprobar, estas imágenes son un ejemplo, la parasitación que hace el cernícalo patirrojo a los primillas.
Todo esto sucedió el miércoles día 1 de mayo pero, hoy viernes día 3, en compañía de mi amigo Fernando García, hemos podido ver y disfrutar de dos machos de cernícalo patirrojo en el mismo lugar. Dos preciosos machos a la vez que se movían a lo largo de la carretera hacia Otero de Sariegos en un constante acoso a los primillas para arrebatarle las presas que habían capturado.
Fotografía de muy mala calidad pero ilustrativa del momento
en el qué el cernícalo patirrojo le arrebata
a un cernícalo primilla la captura que llevaba.
Acto seguido, el patirrojo, se posó en los cables para comerse
lo qué acababa de quitarle al cernícalo primilla.
Acabábamos de ver un ave espectacular en un comportamiento más habitual de lo qué creemos como pudimos comprobar en un nuevo lance entre otro cernícalo primilla y varios milanos negros.
Íbamos por uno de los caminos cercano a las lagunas cuando, a nuestra derecha, vimos un precioso cernícalo que se cernía en el aire; de ahí le viene su nombre a los cernícalos, de cernir, es decir, la habilidad que tienen para permanecer quietos, volando, sobre la vertical en un punto, inmóvil. Así es como estaba cazando. Se quedó "quieto" y cayó sobre una presa que estaba en el suelo. Se levantó con su captura dispuesto a irse a un lugar tranquilo en el que dar cuenta de su presa.
Nada más levantarse surgió de la nada un milano negro que lo acosó sin descanso; segundos después se unió un segundo milano y poco después un tercero que acosaban al pobre cernícalo en pasadas y lances que no le daban tregua. 
Actuaban en turnos para quitarle lo que llevaba. El cernícalo intentaba escapar del constante acoso de los tres milanos qué buscaban arrebatarle su preciado tesoro. Los milanos son oportunistas y no muy buenos cazadores e intentan por todos los medios arrebatar presas a otros animales o conseguir carroñas. En esta ocasión el cernícalo consiguió escapar del acoso de estos tres milanos negros pero en otras no sucede lo mismo.
Dos lances con cernícalos como protagonistas. Dos lances espectaculares que la naturaleza nos brindó así como disfrutar de la belleza y espectacularidad de los cernícalos primilla que eran muy abundantes y volaban o se posaban en postes desde los qué observar.
Dos machos en un oteadero.

Preciosa y elegante hembra de cernícalo primilla.
El día dio para mucho más ya qué la cantidad y variedad de vida de las lagunas nos sorprendió enormemente pero eso será el tema de una nueva entrada. Si queréis estar muy bien informados de todo lo visto en las lagunas no dudéis en visitar la página de Alfonso Rodrigo.

5 comentarios:

  1. Muy buena la entrada y muy bonitas las fotos, como siempre. Aquí en Salamanca se vió el otro día en el azud de Riolobos.
    Te dejo el enlace...
    http://seo-salamanca.blogspot.com.es/2013/05/cernicalo-patirrojo-en-el-azud-de.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue una gozada. Ya vi la información del azud. Un saludo.

      Eliminar
  2. Muy buena entrada y estupendas fotos del Patirrojo, habrá que ir a verlo.

    Saludos desde león

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si os acercáis este fin de semana seguramente los veáis y os encantarán por qué son espectaculares, bonitos y elegantes. Un saludo y gracias por el comentario.

      Eliminar
  3. Realmente bonitos 'los patirrojos', eso sí, todo hay que decirlo, un poco abusones porque, teniendo las mismas cualidades que 'el primilla' para cazar cerniéndose, prefieren acosar y arrebatales las presas a sus 'primos'.
    En fin, la natura es así y nosotros estamos para observarla.
    Un saludo, amigo José y gracias por relatarnos tan espléndidamente tus vivencias.

    ResponderEliminar