lunes, 2 de diciembre de 2013

Villafáfila: grullas y gansos anillados.
Ver un ave anillada y poder leerla es una gran satisfacción. Soy curioso por naturaleza y me gusta saber cosas y cuando consigues leer un collar o los códigos de colores de las patas es un momento especial, es el comienzo de un descubrimiento que termina cuando te envían el historial de esa ave anillada y compruebas su edad, de donde viene o sus movimientos.
Una anilla es como si fuera el DNI del ave que la lleva. Esa anilla llevará un número y un remite nacional que servirá para saber todos los datos de esa ave. Pero no solamente es importante anillar al ave sino que es tan importante o más, intentar seguir sus evoluciones, es decir, saber a dónde va, qué distancia recorre, cuáles son sus rutas y eso se hace mediante la comunicación de todos aquellos que la ven en un lugar, leen la anilla y lo comunican. Con la documentación de esos avistamientos se pueden saber sus rutas migratorias, su longevidad o sus desplazamientos.
Cuando ves un ave anillada lo primero que haces es intentar leer el collar o el código de colores de sus patas, todo dependerá de la distancia, de la posición de la numeración, de los movimientos del animal o del tiempo que sea observado. Todas las aves tienen una anilla metálica que es muy difícil de leer a distancia, con lo cual, se comenzaron a poner, a un tanto por ciento de estas aves anilladas, collares o anillas de colores en las patas para poderse leer desde lejos.
Grullas en Villafáfila.
Nunca había visto una grulla anillada y en mis dos últimas visitas a las lagunas de Villafáfila he conseguido leer seis (una de ellas dos días diferentes). El primer día conseguí leer cuatro; mi emoción se multiplicó exponencialmente según las iba descubriendo. Estaban las cuatro en el mismo grupo. Un grupo de unas cien que comían tranquilamente en una tierra entre las que había adultas y jóvenes que siguen a sus padres para aprender durante el primer año de su vida las rutas, los lugares de descansar, de comer...todo.
Grupo de grullas entre las que estaban las anilladas.
Las grullas suelen viajar en familias y en pequeños grupos. Extremadura y la laguna de Gallocanta (Zaragoza) son los principales lugares en los que las grullas pasan el invierno en la Península Ibérica. Las que llegan a Villafáfila provienen de Europa pasando antes por Gallocanta para dirigirse hasta Extremadura. Algunas se desvían hasta Villafáfila para, unas descansar y después proseguir su camino, y otras quedarse para pasar aquí el invierno como es lo que parece haber hecho la primera grulla de la que os voy a hablar, la llamaré grulla 1 (BuRBu-GYG) que lleva en Villafáfila, por lo menos, desde el 12 de octubre que fue vista por J.A. Casado y J. M. San Román al cual quiero agradecer enormemente sus gestiones para poder conocer los historiales de las aves anilladas, sin su colaboración sería imposible realizar esta entrada.
Grulla 1 (BuRBu-GYG) comiendo tranquilamente.
Esta grulla 1 fue anillada en Alemania el 23 junio de 2002, tiene unos cuantos añitos, algo más de 11 y se ha visto nueve veces en España; en Villafáfila ya la había visto Cristian Osorio en 2011 y 2012 y ha recorrido Alemania, Francia y España. Esta grulla viene a España desde 2003.
Todas las grullas fueron anilladas en Alemania, se sabe viendo los colores que aparecen en la pata izquierda (en esta pata se pone el código de colores del país en el que ha sido anillada) mientras que en la derecha aparece el de esa ave en concreto.
Grulla 2 (BuBuY-GBur) junta a otras adultas
y un joven (el de la cabeza parda).
La grulla 2 (BuBuY-GBuR) es la primera vez que se ve en España y la máxima distancia que ha recorrido (que se sepa) desde su lugar de anillamiento, 1924 km. Esta grulla se anilló el 18 de julio de 2010 y solamente se le ha visto en 4 ocasiones. De Alemania pasó a Francia (22 de octubre) y luego hasta Villafáfila.
Si la grulla 2 ha sido vista muy pocas veces la grulla 3 (BuYBu-RYBu) que fue anillada dos días antes que la grulla 2 ha sido vista 255 veces en Alemania, Francia y esta es la primera observación en España a 1934 km de distancia de su lugar de anillamiento.
Grulla 4 (BuYBu-BuYR) en el centro de la imagen.
La grulla 4 (BuYBu-BuYR) la he visto dos días diferentes. Tiene poco más de tres años. Fue anillada el 10 de junio de 2010 y ha seguido la misma ruta que las anteriores: Alemania, Francia (ha sido vista 2 veces) y España donde se vio en Extremadura en 2012 y ahora en Villafáfila.
La grulla 5 (BuBuY-WGW) es diferente ya que solamente se ha visto en dos ocasiones. Una en Alemania y otra el día que la pude observar en Villarrín de Campos (primera vez que se ve fuera de Alemania). Esta grulla fue anillada el 9 de julio de 2012 y está a 1920 km de distancia de su lugar de anillamiento.
Cinco historias fascinantes de grullas viajeras que recorren Europa en un viaje que espero sigan haciendo sin problemas, podamos verlas, disfrutar de ellas y tenga la suerte de poder leer algún código de colores más.
Ganso común con el collar azul GFG.
Después de ver a estas grullas aparecieron dos gansos, en un mismo grupo, con collar azul lo que indicaba que venían de Suecia, Noruega o Dinamarca. La época de gansos en Villafáfila es mi favorita en la reserva, creo que es porque el primer recuerdo que tengo de pequeño de Villafáfila es de los gansos ya que lo primero que vi fue una bandada de miles en una tierra y aquello me dejó tan impactado y entusiasmado que es muy difícil que se borre de mi memoria.
Los dos gansos eran Noruegos y habían sido anillados el mismo día, por la misma anilladora y en el mismo lugar con lo cual hay muchas probabilidades de que sean hermanos. Los gansos son muy sociables y quizás continúen juntos desde que nacieron. Fueron anillados el 7 de julio de 2008 y sus collares son GFG y GFN código muy cercano lo cual aumenta las probabilidades de que sean de la misma pollada.
El GFG es la primera vez que se ve en Villafáfila y la cuarta en España (las otras tres han sido en La Nava y Boada (Palencia)); ha viajado por Noruega, Holanda, Alemania, Dinamarca y España.
El GFN es la segunda vez que se ve en Villafáfila. La primera vez fue visto el 18 de noviembre de 2012 por J.A Casado, J.J. Orduña y J.M. San Román y es la tercera vez que se observa en España (la primera fue en Boada (Palencia)). Este ganso ha sido visto en Noruega, Holanda, Alemania, Dinamarca, Bélgica y España.
Ganso común con collar GFN.
Días después volví a ver al ganso de collar GFG además de dos nuevos: TVP y GB6. 
El ganso con collar TVP.
El TVP es un viejo conocido ya que ha sido visto 14 veces en España y esta es la quinta vez que lo he podido ver. Este ganso es un viajero que ha recorrido Holanda, España, Bélgica y Dinamarca.
El GB6 fue anillado el 20 de junio de 2012 en Noruega y ha sido visto en su país de origen y en España dos veces, ambas en Villafáfila. La primera por J.J Orduña, J.A. Casado y J.M. San Román hace escasos días y mi observación de hoy mismo.
Ganso con collar GB6 acicalándose en la laguna de San Pedro.
Como digo muchas veces Villafáfila siempre sorprende y lo había hecho con creces pero Villafáfila es mucho más y pude disfrutar de otros muchos de sus habitantes de los que os dejo una pequeña muestra.
Precioso e imponente halcón peregrino.
Zarapito saliendo de las hierbas.
Hembra de aguilucho lagunero patrullando las lagunas.
Avutarda al atardecer.
Fotos tomadas unos días antes del pato colorado que lleva en el
Centro de Interpretación varias semanas.
Este pato colorado fue descubierto por José Luis Álvarez 
que se lo comunicó a J.M. San Román el pasado
9 de noviembre y visto ese mismo día
 por Cristian Osorio, Alfonso y Diego Rodrigo.
Dos tardes muy fructíferas que terminaron con una espectacular puesta de sol que me despedía hasta una nueva ocasión en la que espero sea, cuanto menos, tan satisfactoria como esta.

4 comentarios:

  1. Hola Jose,
    yo este año estoy empezando con los collares de los Gansos y la verdad es que engancha, sobre todo si ya eres antes un gran admirador de las aves.
    Con las Grullas todavía no me he metido, aunque con esta estrada pronto me animaré.
    En este finde seguro que me animo algún día a ir por ahí, a ver si coincidimos.

    Saludos desde León

    ResponderEliminar
  2. Hola J. Alberto lo de los collares y anillas engancha. Es fascinante saber por donde van, cuantos años tienen...Te aseguro que si comienzas te va a gustar cada vez más. un saludo y gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  3. No había entrado a ver este reportaje.
    Precisamente ando estos días con un asuntillo de una anilla que nos encontramos en Dartmoor. Ya le pregunte a José Alberto y me comento que no llegan a saber la trazabilidad de la anilla.
    Si te parece, te envío un correo, con los datos que tengo a ver si me puedes orientar dónde puedo ver el historial.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecto. Mándame el correo y a ver que se puede hacer. Un saludo.

      Eliminar