miércoles, 1 de junio de 2016

Zampullín picogrueso: un americano en León.
El pasado 23 de mayo J. Alberto Fernández Ugarte (al cual agradezco enormemente sus consejos e indicaciones) descubrió en la gravera de Grulleros (León) un zampullín picogrueso, una semana después he acudido a verlo.
El zampullín picogrueso es originario de América. Es una pequeña ave achaparrada, de cuello corto, color gris plateado y pico grueso con una franja vertical negra que ha llegado hasta León desde tierras americanas, algo realmente inusual; es lo que se considera una megarareza de la que solamente se conocen en España diez observaciones (en el enlace anterior de J. Alberto las podéis ver).
Lo localicé al poco de llegar. Es un ave muy, muy lista que tienes que estar muy atento para localizarla y seguirla. Te tiene controlado. Sabe donde estás y como esconderse para que no lo encuentres; como me contó J. Alberto Fernández Ugarte a media tarde cuando nos encontramos, se ha ido haciendo cada vez más esquivo, según han ido pasando los días se ha hecho más huidizo, camuflándose y escondiéndose a la perfección. Un claro ejemplo es la siguiente fotografía…¿dónde está?
Está ahí. Escondido. Oculto. Observándome. Controlando mis movimientos. Es increíble como se agacha, como deja solamente fuera del agua una parte de la cabeza, el ojo te escudriña en la lejanía. Te observa. Te controla.
Lo observé gran parte de la tarde mientras se alimentaba moviéndose por la laguna, a la que dio un par de vueltas completas reclamando de vez en cuando emitiendo un sonido sordo y seco, como un cou-cou en busca de una contestación que está muy lejana. En las siguientes tres imágenes se puede ver como hincha la papada para emitir su grave reclamo.
¿Alguien todavía no lo ha visto? Está ahí.
Ahí si. Ahí. Increíble. Vaya crack del camuflaje. Vaya manera de esconderse. Esta capacidad para esconderse es una de las cosas que más me sorprendió pero no solamente esta; hay varios comportamientos más que me sorprendieron enormemente.
El primero de ellos es la tremenda capacidad que tiene para bucear y aparecer a un buen puñado de metros de donde se sumergió; lo que me hizo volverme loco cada vez que se sumergía para localizarlo nuevamente.
El segundo es como se podía sumergir. Es como un pequeño submarino. Se sumergía en horizontal, de parado, hacia abajo; nada de lanzarse de cabeza como puede hacer cualquier ave buceadora.
El tercero es lo increíblemente listo que es. La pequeña laguna está atravesada por un camino inundado, con lo cual, las aves pasan de un lado al otro nadando, ¿todas? No. Este pequeño zampullín picogrueso pasó de un lado al otro buceando. Era la zona más desprotegida y con más peligro, con lo cual, había que tomar precauciones y bien que las tomó. Allí estaba yo. Esperándolo para hacerle unas fotos según cruzaba y…apareció por el otro lado, me la jugó.
Así estuve entretenido gran parte de la tarde, jugando al gato y al ratón con este pequeño y precioso zampullín americano que apareció por arte de magia en León; seguramente una fuerte borrasca lo trajo hasta aquí desde tan lejos.
El zampullín picogrueso no estaba sólo. Como algo curioso, en la laguna, pude ver tres especies diferentes de zampullín; así, aparte del picogrueso también observé  zampullín cuellinegro y chico. Tres especies de estos pequeños buceadores, a cada cual más bonito porque si el picogrueso estaba espectacular el cuellinegro no le iba a la zaga ya que estaba con un plumaje nupcial precioso.
Allí dejé al pequeño zampullín americano que me hizo pasar una agradable tarde siguiendo sus idas y venidas y observando el comportamiento de una ave que nunca imaginé poder ver en un lugar que no conocía y que volveré para conocer más profundamente.

4 comentarios:

  1. Gracias por la mención José.
    Si que es un bicho guapo y súper listo, eso hace que su observación sea muy atractiva y entretenida.
    Me alegra mucho que lo disfrutaras y de paso conocieras la gravera.

    Un Saludo desde León

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por tu ayuda y consejos. Volveré a conocer más a fondo vuestro territorio tan querido. Un saludo.

      Eliminar
  2. Sin duda un bicho alucinante y muy inteligente! Enhorabuena por la observación y me alegra que disfrutases de la zona.

    Un abrazo amigo!

    ResponderEliminar
  3. Sin duda un bicho alucinante y muy inteligente! Enhorabuena por la observación y me alegra que disfrutases de la zona.

    Un abrazo amigo!

    ResponderEliminar