miércoles, 5 de abril de 2017

Cantábrico.
Tenía muchas ganas de verla y os aseguro que no me ha defraudado nada en absoluto. Me ha parecido absolutamente espectacular con una fotografía deslumbrante y una música envolvente que nos cuenta la vida de varias especies en la cordillera cantábrica a lo largo de las diferentes estaciones del año.
Pero quizás algo muy importante ha sido llevar a 48 alumnos de educación secundaria que han visto algo que, la inmensa mayoría de ellos, desconocía por completo. Esto es una forma de hacer educación ambiental. Esto es una manera de intentar inculcar valores de respeto y conocimiento de la naturaleza a nuestros jóvenes; es evidente que, como en todos los ámbitos de la vida, habrá muchos de ellos que no les haya interesado pero la posibilidad de verla e interesarse por ella la han tenido y, otros muchos, han salido impactados del cine, incluso durante la proyección preguntaban cosas de lo que estaban viendo en la pantalla y no entendían.
Por fin se hacen documentales en España de nuestra naturaleza con una calidad extraordinaria. De vez en cuando me volvía en mi butaca y veía caras de asombro en muchos de mis alumnos, caras que no quitaban ojo de la pantalla; siempre hay alguno más revoltoso de lo habitual pero os aseguro que la inmensa mayoría estaban muy pendientes de lo que tenían delante de ellos.
Ante sus ojos lobos, osos, jabalís, armiños, salmones, rebecos o gatos monteses…animales que no habían visto de esta manera. Animales nuevos para ellos. Animales que pueden despertar una conciencia de curiosidad, de interés, un sentido de la responsabilidad, una apreciación y valoración de lo que tenemos en nuestros bosques, quién sabe, ojalá haya despertado en alguno de ellos alguno de estos sentidos, ojalá alguno de ellos se sienta atraído por estos temas. Como he dicho muchas veces: primero conocer, luego valorar y respetar para después conservar.
Imagen de lobos ibéricos sacada
de la página wandafilms, productora de la película.
La película está llena de momentos hermosos, bellos, impactantes, tristes, crudos, simpáticos, duros…así es la naturaleza. Para mi hay varios momentos que me han parecido sublimes e impresionantes; en ellos se juntan la situación tan complicada de la especie, el ciclo de vida tan peculiar y amenazado o el documento conseguido.
Dos años de rodaje por parte de un amplio equipo de grandes profesionales y naturalistas capitaneados por Joaquín Gutiérrez Acha en la dirección, guion y fotografía y José María Morales en la producción junto con Santi Vega en la música y un sonido en directo impactante por Carlos de Hita han conseguido un magnífico trabajo que no va a dejar indiferente a nadie.
Imagen de la mariposa hormiguera oscura
 sacada de la página wandafilms, productora de la película.
Uno de esos momentos es la narración del ciclo de la mariposa hormiguera oscura (Phengaris nausithous). Es un documento de una gran importancia y calidad. Todo en ella es inusual y único, desde la única planta de la que se alimenta (las flores de pimpinela) hasta el tipo de hormigas que la recogen para llevarla al hormiguero. Impactante.
Otro de los momentos estelares es el cortejo y cópula de la araña pisaura o el parto de una víbora de seoane. Momentos únicos y espectaculares narrados con imágenes de una enorme calidad en las que se han empleado cámaras de alta definición, infrarrojas o superlentas, todo ello aderezado con una música embriagadora y una narración certera y concisa que te va envolviendo a lo largo de la vida de estos animales.
Imagen del urogallo cantábrico sacada
 de la página wandafilms, productora de la película.
Otro de los momentos importantes es el cortejo y monta del urogallo cantábrico. Ave en caída libre. Ave que está en una situación crítica y que han conseguido rodar unas escenas de enorme importancia. En una entrevista hecha a su director en vozpopuli.com comenta: “El primer año no conseguimos ninguna imagen de este animal, los cantaderos están vacíos, están en un momento muy crítico, de desaparición. Muchos expertos dicen que ha entrado en esa espiral de no retorno en la que, por mucho que hagamos, ya va a ser muy difícil devolverlo al monte. De manera que, el haber filmado una secuencia muy completa, incluso con apareamientos, fue un momento álgido que no sabemos cómo surgió. Fue un regalo, parecía que nos lo brindaban de despedida... Esperemos que esto no sea así y que se acabe recuperando, pero es muy difícil.”
Cantábrico es una película recomendable a cien por cien pero, seguramente, dure muy poco en nuestros cines. No es una película comercial, ni de grandes actores o actrices, ni americana, ni que tenga una campaña de marketing y merchadising desorbitante…es una película de la vida de algunos animales de nuestra fauna en un lugar mágico y espectacular como es la Cordillera Cantábrica, hecha con un gusto exquisito y una enorme sensibilidad. 

4 comentarios:

  1. 'Ojolince y Sra.' teníamos pensado ir a verla. Leída tu crónica y los elogios que derrochas sobre ella, estamos deseosos.
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar
  2. Bueno, me voy a fiar de ti (es broma). Supongo que siendo de naturaleza no defraudará como tantas películas de otros temas.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no te defraudará. Un saludo y gracias por el comentario.

      Eliminar