viernes, 2 de septiembre de 2011

El lobo en la Sierra de La Culebra I.
Ver un lobo al natural, en su ambiente, es un momento especial, un momento único y diferente.
El lobo ha sido odiado y admirado desde tiempos inmemoriales. Su relación con el hombre es de amor-odio. Durante siglos se les ha perseguido, se les ha matado sin compasión achacándoles innumerables tropelías que en muchas ocasiones no eran responsabilidad suya. Han sido los malos de los cuentos, de las historias de los abuelos…;han sido el blanco de todos nuestros males y en muchas partes se les eliminó sin compasión por parte de los llamados alimañeros que durante siglos se dedicaron a darles caza, incluso en el siglo XX las llamadas Juntas provinciales de extinción de animales dañinos entre 1944 y 1968 eliminaron cientos de lobos.
Dichas Juntas funcionaban en 19 provincias españolas, entre ellas Santander, León, Cáceres, Madrid, Jaén o Toledo. En el resto, incluida Zamora, no se llevaba cuenta de los animales cazados (no existían Juntas) pero se les perseguía igualmente, aunque con menor intensidad; sin hablar de los furtivos que existían y existen por toda España.

Lobos capturados y clasificados por sexos y edad, 1954-1962. (En unidades)

Hembras
Machos
Crías
Total
1954
16
27
21
64
1955
34
31
57
122
1956
49
54
166
269
1957
58
67
106
231
1958
48
73
97
218
1959
54
85
96
235
1960
26
45
63
134
1961
24
85
41
150
1962
12
17
18
47
Total
321
484
665
1.470

(Estos datos han sido tomados del trabajo realizado por Eduardo J. Corbelle Rico y Eduardo Rico Boquete titulado “La actividad de las Juntas de Extinción de animales dañinos en España, 1944-1968)
Fuente: Dirección General de Montes, Caza y Pesca fluvial, Sección de caza. Juntas provinciales de extinción de animales dañinos y protección a la caza y relación estadística de alimañas capturadas y premiadas  por las Juntas, 1954-1962. Archivo de la Dirección General de Conservación de la Naturaleza, Fondo Documental del Monte, sección Caza, cª 150.
La presión que se ejerció sobre el lobo fue enorme, arrinconándolo poco a poco, haciendo que desapareciera en gran parte de España. Zamora fue una de las pocas zonas en las que el lobo encontró un lugar en el cual sobrevivir, concretamente en La Sierra de La Culebra, donde actualmente se concentra la mayor densidad de lobos de Europa y es, en esta zona, donde contemplo a este animal.
(Agradezco enormemente a Poli el haberme prestado sus magníficas fotografías para ilustrar esta entrada)

1 comentario:

  1. Soy Zamorana, habitante de la Sierra de la Culebra, defensora del lobo y de un turismo responsable en torno al mismo .
    Solo decirte que me gusta tu blog, las cosas que cuentas y como las cuentas.
    Un saludo desde Naturaliste.

    ResponderEliminar