domingo, 25 de noviembre de 2012

Villafáfila siempre sorprende...
He estado en esta última semana un par de veces por las lagunas con todo tipo de condiciones climatológicas. Sol, lluvia, frío y viento, mucho viento, algo que sorprende a todos aquellos que se acercan por primera vez a las lagunas. Reconozco que el pasado sábado mi principal ilusión era conseguir ver, decentemente, al ganso indio que lleva algo más de una semana en las lagunas y poderlo fotografiar, algo qué no conseguí hacer cuando lo observé a principios de esta semana, pero esta vez tuve más suerte.
Ganso indio entre los gansos comunes.
Ganso indio de espaldas.
El ganso indio es un ganso muy hermoso, bastante más pequeño que la mayoría de gansos pero muy elegante y bonito. Este pequeño ganso tiene una enorme cualidad. Es el ave que más alto vuela.
Este ganso, originario de La India, realiza una migración anual desde esta hasta Mongolia y es, en esa migración, cuando en 2009 un equipo de científicos dirigidos por Lucy Hawkes (Universidad de Bangor (Reino Unido)) colocó a veinticinco gansos un transmisor GPS para ver la altura a la que llegaban. Los datos recogidos demostraron que volaban a 6.437 metros de altura, tardando en completar su recorrido de 8.000 km casi dos meses. Pero lo que más les sorprendió es que sobrevolaron la cordillera del Himalaya de un sólo tirón, en ocho horas y media, sin descansar, volando de noche y sin viento, lo que significaba que se elevaban solamente por la fuerza de sus alas.
Unos de estos gansos indios que son capaces de estas increíbles proezas nos visita estos días en las lagunas. ¿De donde vendrá?
Grupo de gansos comunes levantado el vuelo, entre ellos,
en el medio, a la izquierda, el ganso indio.
Algo que también he podido presenciar es una especie de danza que nunca había visto. El pasado sábado cerca de la Salina Grande, dos grullas me hicieron un espectáculo que me dejó boquiabierto; se dedicaron a dar saltos, enfrentarse con las alas abiertas, levantar las colas y adoptar todo tipo de posturas raras que intentaban llamar la atención una de la otra. Se giraban. Se volvían. Agachaban la cabeza y saltaban como si quisieran impresionarse. Las grullas tienen un periodo de celo muy espectacular y llamativo pero ahora es demasiado pronto con lo cual puede ser que sea un anticipo, un flirteo, una conquista o un entrenamiento; aún así creo que es demasiado pronto pero ahí estaban, emocionadas y espectaculares.
La enorme distancia me impidió hacer alguna fotografía pero el momento queda en mi memoria qué es lo qué verdaderamente importa. Las grullas son ruidosas, chillonas y no suelen volar muy alto, permitiéndote fotografiarlas, esta vez sí, en buenas condiciones.

Grullas con Otero de Sariegos al fondo.
Otro de los visitantes ocasionales que he podido observar estos días ha sido al ganso careto. 
Ganso careto en el centro con su característica mancha blanca
en el pico y manchas estriadas negras en la barriga.
Ganso careto, en el centro, junto a gansos comunes y
un busardo ratonero detrás.
He llegado a contemplar, en un mismo día, siete ejemplares y el día que se vieron trece juntos, solamente los pude ver en vuelo. Este es otro ganso hermoso y elegante que se infiltra entre los grandes bandos de gansos comunes que llegan hasta nuestras lagunas. Como las barnaclas cariblancas qué, en esta ocasión, he visto ejemplares solos, no como hace unas semanas qué llegué a ver tres juntos y una cuarta muy cerca. Esta ave es una de mis favoritas y que busco entre los grandes grupos de gansos comunes así como los gansos con collar de los que he podido leer dos. Ambos anillados en Noruega.
El Bj3 ha sido visto solamente en tres países. Su Noruega natal, Holanda y España. En España solamente se ha visto en Villafáfila por Alfonso Rodrigo, Abraham Arias y Teresa López en el 2011 y la observación que hice de él el otro día.
Ganso con el collar Srf en el que se puede apreciar la anilla metálica en su pata.
Todos los gansos son anillados en la pata pero solamente
a un porcentaje de ellos se les pone collar.
El ganso con collar Srf ha sido visto en muchas ocasiones y es quizás el ganso más observado de los que llegan a Villafáfila. Fue anillado en Noruega en 2008 y se le ha visto 27 veces. En su Noruega natal, Holanda, Dinamarca y España. En España se le ha observado, aparte de en las lagunas de Villafáfila, en La Laguna de la Nava y en Boada de Campos (Palencia) y en Doñana (Huelva). Lo curioso es que de estas 27 veces, 14 han sido observaciones realizadas en Villafáfila.
Miles de gansos llegando a la Salina Grande.
Pero Villafáfila es mucho más y cuando vas te sorprende. Así, en estos días, he podido observar: tarros blancos, zarapitos reales, avefrías, estorninos, jilgueros, halcón, cernícalos, laguneros, ratoneros, milanos reales, correlimos comunes, chorlitejos grandes, azulones, cercetas comunes, cucharas, silbones, zampullines comunes, cogujadas, lavanderas blancas, perdices y algunas gaviotas reidoras.
Zarapito real.
Aguilucho lagunero.
Esta imagen no está tomada en Villafáfila pero ilustra los dos tipos de estorninos
qué se ven en las lagunas, el negro y el pinto.
Parte de un bando de miles de jilgueros que se movían
comiendo las semillas de los cardos.
Lluvia sobre la laguna...
Cuando me iba comenzó a llover algo qué necesitan las lagunas y qué esperemos nos traiga nuevas sorpresas. 

10 comentarios:

  1. Esos gansos indios lo más seguro es que vengan de zoos y parques.
    Pero claro, pueden que esos zoos y esos parques estén Alemania, Inglaterra...

    Muy buenas fotos!

    UN Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te hayan gustado las fotografías. Gracias Miguel por tu comentario. Un saludo.

      Eliminar
  2. Hola Pepe, buena entrada.
    Este Anser indicus procederá de las poblaciones asilvestradas en el centro de Europa e Inglaterra. Desde este pasado mes de septiembre se incluye, con categoría C5, en la Lista de las Aves de España, publicada por SEO/Birdlife.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alfonso por el comentario y celebro que te haya gustado la entrada. La verdad es qué estos pequeños gansos sorprenden. Un saludo.

      Eliminar
  3. ¡Por fin! ¡El ganso indio! Me alegro de que hayas podido fotografiarlo esta vez. ¡Qué bonito es!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es qué tenía muchas ganas de poder hacerle algunas fotografías. Un saludo.

      Eliminar
  4. Buena jornada en Villafáfila, Jose.
    Indio, careto, cariblancas, grullas... Y un sinfín de otras especies, a mayores de los grandes bandos de ansares que ya pueblan esas bellas lagunas y sus campos.
    Rodeado de tanta vida... ¡¡quién no vuelve a casa contento para contarlo y esperando la siguiente visita!!
    Enhorabuena por la crónica y los avistamientos.
    Un saludo desde Pucela de ojolince y sra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ojolince y Sra. La verdad es que en esta época Villafáfila rebosa vida y sorpresas. Gracias por vuestros fieles comentarios y ser asiduos seguidores del blog. Un saludo.

      Eliminar
  5. Que envidia!
    No sé si podré aguantar mucho sin volver a Villafáfila.
    Por cierto me gustaría saber que cámara y objetivo usas, por que las fotos son excelentes.
    Gracias y saludos desde León.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Alberto ven porqué ahora Villafáfila está en auge y seguro que disfrutas (tu y tus hijos). Todas las fotos de esta entrada están realizadas con una Nikon D90 con un 150-500 de Sigma (a veces también utilizo un 70-300 de Nikon). Un saludo y gracias por tu comentario y seguir el blog.

      Eliminar