lunes, 21 de octubre de 2013

Sorpresas: pato mandarín, morito y cigüeña negra.
La naturaleza es una fuente de sorpresas. En muchas ocasiones sales al campo y ves poco, muy poco o nada pero en cambio hay días o épocas en las que las sorpresas se van acumulando. Me voy a referir a tres aves que he podido ver en las últimas semanas y que han resultado toda una sorpresa o descubrimiento ya sea por su rareza en sí o por el lugar en el que aparecieron.
5 de octubre de 2013: La berrea estaba en todo su esplendor y llevábamos desde el viernes recorriendo la sierra.  La mañana del sábado había sido excelente en observaciones de ciervos, corzos...para completarla, decidimos acercarnos a Puebla de Sanabria a observar si había algo interesante en el río.
Según caminábamos por la orilla del río Tera por debajo de Puebla de Sanabria me fijé en un pato raro en la orilla contraria: “¿Qué es eso?”. Le dije a mi amigo Ernesto. Monté el telescopio y miré: “¡Pero si parece una hembra de pato mandarín!”. Rápidamente cogí la cámara y le hice las fotografías que pude; había que dejar constancia del momento como fuera. Lo que parecía una hembra en realidad era un macho joven según las apreciaciones de Alfonso Rodrigo y Hipólito Hernández "Poli".
¿Un pato mandarín? ¿Qué hacía aquí? ¿De dónde había venido? El pato mandarín está clasificado en la categoría C5. La categoría C es: ”Especies que, habiendo sido introducidas o reintroducidas por el hombre deliberada o accidentalmente en la región, han establecido poblaciones reproductoras que se mantienen por sí mismas sin necesidad de nuevas introducciones o reintroducciones”. La C5 es: “Especies naturalizadas erráticas. Especies con poblaciones naturalizadas establecidas en otros países dentro de la misma región”. Era la primera vez que veía un pato mandarín en libertad y quién me iba a decir que sería en Puebla. 
Este pato es muy apreciado por su belleza para parques, zoológicos o colecciones privadas. Fue importado de Asia Oriental a Europa en el s. XVIII y existe una población asilvestrada en Inglaterra (unas 7.000 parejas) que proviene de escapes o sueltas y que se ha extendido a Francia, Holanda y Bélgica.
Mucha gente no le presta ningún valor a una observación como esta ya que no lo consideran un animal salvaje pero a mi me parece más que interesante. ¿De dónde vendrá? Quizás provenga de una de esas zonas europeas o simplemente se haya escapado de algún parque o colección. Si viniera de algún parque, lo normal, es que estuviera anillado y este no lo estaba, con lo que, bien pudiera haber venido asociado a un grupo de azulones u otras anátidas desde centro Europa o Inglaterra; es algo casi imposible de saber pero la curiosidad...
Días después hablé con Hipólito Hernández "Poli"; gran conocedor y amante de la naturaleza aparte de amigo y excelente fotógrafo, porque él había visto un macho de pato mandarín la pasada primavera, también en Sanabria. El comportamiento de los dos patos eran muy esquivo, con lo cual creo que pueden venir de Europa ya que si fueran de un parque, zoológico o colección privada serían mucho más sociables, aunque, esto es mi suposición o, por lo menos, lo que más me gustaría...
8 de octubre de 2013: uno de los mayores conocedores de la naturaleza zamorana es J. Alfredo Hernández; junto a él me encontraba en las lagunas de Villafáfila mientras me iba comentando: "Tenemos que estar atentos porque por estas fechas se puede ver algún morito como pasó otros años". Pasados tres minutos le comento:"¿Qué es eso negro que hay allí?". Paré el coche y cogió los prismáticos: "¡Un morito! ¡Un morito!". Exclamó emocionado. Acabábamos de estar hablando de ellos y nos encontramos con uno, increíble.
Salimos del coche y lo estuvimos viendo a placer. El morito es una rareza en nuestra provincia y verlo es toda una sorpresa y un acontecimiento. Era un ejemplar joven que se movía tranquilo en el lavajo comiendo todo lo que pudiera encontrar.
He visto moritos muchas veces en el sur de España pero esta era la primera vez que veía uno en nuestra provincia y eso es un enorme motivo de satisfacción. Dos días después volví con mi amigo Ernesto y ahí seguía, en el mismo sitio. Estuvo algún día más y desapareció. Continuó su viaje.
5 y 6 de octubre de 2013: antes de ver la hembra de pato mandarín íbamos por la orilla del río Tera cuando, a lo lejos, vemos "una cosa negra". "Pero si aquello parece una cigüeña negra". Nos acercamos y ahí estaba. Un joven de cigüeña negra en la orilla del río buscando comida tranquilamente. Sabía que por la zona se veían de vez en cuando cigüeñas negras pero nunca imaginé encontrarme con una.
La cigüeña negra en España está catalogada como "especie en peligro de extinción". Mi mayor observación de cigüeña negra fue hace un par de años entre Zamora y Salamanca donde pude ver una concentración de más de sesenta ejemplares. Este año he podido disfrutar de varias observaciones de individuos aislados, pollos o en pequeño grupo como el de seis ejemplares en un embalse zamorano en compañía de J. Alfredo Hernández. Lo más normal es encontrarte con una cigüeña negra en los Arribes del Duero, Sayago o Aliste pero verla en Sanabria no es nada común.
Nos acercamos sigilosos, ya que es un ave muy tímida, pero esta parecía tranquila y la pudimos observar a placer. Minutos después apareció otra cigüeña negra y otra más. Estas dos eran adultas y también venían a comer; quizás no estuvieran en paso sino que pudieran haber criado por la zona y fuese la pareja con uno de los pollos.
Las cigüeñas nos ofrecieron un verdadero espectáculo de vuelo sobre Puebla de Sanabria con unas imágenes espectaculares y hermosas de esta magnífica ave en un entorno hermoso y muy especial para mi.
A la mañana siguiente volvimos a ver al juvenil, todavía mejor, más cerca y nos sorprendió lo confiado que era. Nunca había visto cigüeña negra en Sanabria y acabábamos de ver tres. Una auténtica suerte.
Esta es la historia de tres momentos, de tres sorpresas. Todas ellas especiales y diferentes; para mí todas importantes.

7 comentarios:

  1. Tres sorpresones que te has llevado... Y a cual más interesante.
    Además, tal y como describes el encuentro, al ser inesperado, la emoción del descubrimiento intensifica más la huella que deja la vivencia.
    Un lujo el disfrute de esos tres puntuales avistamientos... Enhorabuena!
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tres sorpresas. Tres encuentros inesperados que te llenan de satisfacción; quizás el que más me sorprendió fue el de la hembra de pato mandarín. Gracias por vuestro comentario. Un saludo.

      Eliminar
  2. Hola José,
    entiendo muy bien las emociones que has vivido, yo el año pasado vi 1 macho de Pato mandarín en un embalse de León, también sin anillar y muy esquivo, lo que me hizo pensar que pudiera proceder del centro de Europa (en la capital es fácil observarlos en el río, pero son ejemplares de un parque cercano)
    También hace 2 años vi 1 Moritos cerca de la capital y hace unos días mi tercera Cigüeña negra en León.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos avistamientos y de las mismas especies. Un saludo y muchas gracias por participar en el blog.

      Eliminar
  3. Sin duda un lujo de observaciones amigo...estás en racha...aprovechalo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xurde. La verdad es que esto va por rachas y esta es una buena...Un saludo.

      Eliminar
  4. Lo que pasa es que sabes mirar y estar en el lugar adecuado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar