domingo, 19 de enero de 2014

Censo del lobo: controversia a la vista.
¿Cuántos lobos hay? Esa es la pregunta del millón. La pregunta cuya contestación va a generar un sin fin de comentarios, ríos de tinta en periódicos y opiniones encontradas; no tengo la menor duda que cuando se haga oficial el resultado del censo del lobo que se ha realizado en Castilla y León en los últimos dos años surgirá la controversia.
Unos dirán que hay muchos, otros que son muy pocos, otros que se ha engordado el censo en función de determinados intereses, otros que no se ha hecho bien porque dan menos de los que hay...Todos los comentarios serán más o menos interesados, salvando las distancias, unos tendrán más razón que otros.
Partimos del último censo oficial que se realizó en 2001 dando una cifra de 149 manadas. Aquí viene el primer problema, desde mi punto de vista, ¿por qué se habla de manadas y no de individuos? Si se habla de manadas ¿cuántos individuos tiene una manada? Evidentemente no es lo mismo una manada que otra. No es lo mismo el lugar en el que está una manada y en el que está otra y menos aún los recursos que tenga esa para sobrevivir. Por lo tanto, ¿cómo se hace el censo? ¿se hace una estimación? Bien. Esa estimación, supongamos que es la media, ¿la media de qué? La única forma de saber a ciencia cierta cuantos lobos componen una manada es seguirlos y controlarlos durante tiempo. De esa manera se sabrá cuantos la componen con un margen de error mínimo. ¿Se ha hecho así? 
Quiero que quede suficientemente claro que respeto el trabajo de los celadores y agentes medioambientales que se han currado los "recorridos" para hacer el censo del lobo. Ellos hacen su trabajo y lo hacen bien (en la mayoría de los casos) pero luego hay que tratar esos datos, hay que cocinarlos  

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ya nos está preparando al comentar recientemente que: "los últimos datos disponibles procedentes de los resultados provisionales del nuevo censo regional que se encuentra en elaboración durante el período 2012-2013, y que se refieren a las Reservas Regionales de Caza y a los terrenos situados al sur del río Duero, confirman ese incremento poblacional". Si todavía no hay resultados porqué nos va diciendo que hay más.
Hablamos de manadas, no de individuos (se que cuantificar los individuos sería muy complicado pero su aproximación sería más correcto) que como he comentado antes no es lo mismo ya que la estimación de individuos por manada es muy elástica y hay que añadir los individuos errantes, dispersantes o flotantes más la oscilación de nacimientos por año en función de multitud de variables.
La Junta de Castilla y León considera que, actualmente, en nuestra comunidad, hay 136 manadas seguras y 69 probables, con una tendencia de estabilidad. A esas manadas de lobos habría que añadir los lobos errantes (jóvenes o viejos), por lo tanto nos encontraríamos unos 1.500-1.700 lobos en la comunidad. ¿Son muchos o pocos? ¿Se deberían de cazar? Depende de a quién le preguntes. Para unos será un número muy alto de lobos y se deberían de cazar más; para otros son muy pocos y no se deberían de cazar.
Muchos científicos consideran que se dará una población de lobos mayor de la que realmente hay. Según Theo Oberhuber, portavoz de Ecologistas en Acción: “Si se calcula la población lobera por grupos, en vez de cuantificar los ejemplares existentes, se corre un grave riesgo de manipular el indicador tendenciosamente con el objetivo de avalar una postura preconcebida, que es la de aumentar la caza del lobo en base a un supuesto incremento del número de manadas”. O como comenta Alberto Fernández Gil (ASCEL): “La Administración debería conocer el tamaño de la población y solo se habla de grupos, a los que se asigna un número bastante elevado de miembros”.  
Juan Carlos Blanco, uno de los autores del último censo realizado en 2001, plantea dudas acerca de la realización del censo actual ya que "nadie sabe cómo se hacen los censos que difunde la Junta, porque los elaboran su personal de Medio Ambiente, no biólogos...La Junta ha querido tener un estricto control político sobre la información del lobo...ya que los datos que ofrece son completamente exagerados".
Todo lo que concierne al lobo levanta controversia y la realización del censo no podía ser menos. La controversia está asegurada cuando se den a conocer los resultados del censo y sino, al tiempo.
(Si queréis conocer más acerca del tema no dejéis de leer el siguiente artículo)

4 comentarios:

  1. Acertado el tema que propones, a mi entender si le encargas una casa de madera a un herrero puede hacerla, pero seguramente la haga mal.
    El censo de lobos... primero el término es incorrecto no se puede hacer un censo absoluto de ejemplares. Por ser como son los lobos, por la geografía, por la temporalidad de los censos por muchas razones es imposible. Si se pueden hacer estimas, (lo que llamamos índices de abundancia) y si esas estimas se hicieran con la periodicidad suficiente (al menos cada dos años) conoceríamos la tendencia de las poblaciones, primer requisito para (si procede, eso es otro debate) realizar una extracción y que el recurso se mantenga.
    Recomiendo leer:
    Alberto Fernández, Francisco Álvarez, Carlos Vilá y Andres Ordiz escribieron hace unos años un libro llamado Los lobos de la Península Ibérica: Propuestas para el diagnóstico de sus poblaciones
    Una pena que los que realizaran el censo y los que lo plantearan seguramente no sepan ni que existe... es lo que tiene ser herrero y trabajar la madera...
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge. Muchas gracias por tu acertado comentario. Entre el censo del lobo y el plan de la Junta nos podemos preparar ante la avalancha de informaciones sin sentido, falseadas o interesadas que van a salir (mejor dicho ya están saliendo en la prensa). Un saludo.

      Eliminar
  2. Menos mal que los amigos de natura (y el lobo y demás especies) contamos con personas como tú José, como Jorge (del acertado comentario anterior) y otros entendidos del tema lobuno porque ya hace tiempo que le perdimos la confianza a nuestos organismos y administraciones.
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El lobo sigue en la guerra que dura siglos y siglos, por desgracia, en muchos lugares se le sigue viendo como el malo, el demonio,...Esperemos que se tenga algo de cordura. Un saludo y gracias por vuestro comentario.

      Eliminar