Páginas

miércoles, 11 de septiembre de 2019

¡Gaviota de Sabine en Villafáfila!

Ayer por la tarde Cristian Osorio lanzó la bomba: una gaviota de Sabine estaba en las Lagunas de Villafáfila (enhorabuena Cristian). ¿Una gaviota de Sabine? ¿¿Una gaviota de Sabine?? No me lo podía creer. Una gaviota pelágica, que vive en alta mar y que solamente toca la costa para criar era algo verdaderamente impresionante. Si ya es difícil verla en la costa, verla en el interior es prácticamente imposible; así es que había que intentar verla y esperar que al amanecer no se hubiera marchado.
La noche iba dejando paso a una luz suave que iluminaba lentamente la pequeña laguna en cuyo borde nos juntamos Manuel Segura, Juanjo González, J. Alberto Fernández, Iker Fernández, Manuel Rodríguez y yo con la esperanza de ver a esta preciosa gaviota que, había visto, una sola vez anteriormente, en una salida pelágica desde Santoña, pero verla aquí, en tu casa, en el interior, era algo verdaderamente especial y único.
“Sigue aquí”. Fue la escueta y concisa frase que me dijeron al llegar. Ahí estaba. Alimentándose incansablemente de todos los insectos que había flotando en el agua mientras varios zampullines comunes y cuellinegros se sumergían como pequeños buzos y las fochas se movían nerviosas en cuanto la gaviota se les acercaba.
La gaviota de Sabines es pequeña, elegante y hermosa. Cabeza gris oscura, pico negro con la punta amarilla, círculo rojo alrededor del ojo, collar negro fino en época nupcial (a este ejemplar se le ve perfectamente), cola ahorquillada, espalda gris oscuro y alas blancas y negras hacen que sea una de las gaviotas más bonitas del mundo y, teníamos la inmensa suerte y privilegio, de ver delante de nosotros.
Pasado un tiempo se acicaló cuidadosamente, estiró las alas y alzó el vuelo. Un vuelo elegante que le llevó a dar varias vueltas y marchar hacia la Salina Grande; momento en el que creímos que iba a desaparecer pero no, dio la vuelta y volvió a bajar al mismo lugar.
Gracias Manolo por tu preciosa fotografía.
La gaviota de Sabine alcanza el plumaje de adulto a los dos años como este ejemplar que nos mostraba toda su belleza y elegancia. Era la primera cita tanto para Zamora como para Castilla y León. La especie 336 para Zamora y la 393 para Castilla y León (gracias Alfonso Rodrigo por los datos).
Verla aquí, en el interior, es complicadísimo y muy, muy raro; es casi mas fácil encontrar una aguja en un pajar. Cría en Alaska, Groenlandia y Canadá; al final del verano, las aves que crían en el este de Canadá y Groenlandia, se desplazan hasta las costas del oeste de Europa y África donde pasarán el invierno para volver después a sus zonas de cría. Seguramente el temporal la haya desplazado hasta nuestra tierra.
Cuando marché allí seguía: descansando, alimentándose y reponiendo fuerzas para emprender su viaje de vuelta a alta mar, a su vida pelágica, a su vida alejada de la costa. A una vida que tuvo un alto en el camino en una laguna perdida del interior penínsular. Gaviota de Sabine que hemos podido disfrutar enormemente y apreciar la belleza de una de las gaviotas más bonitas del mundo.

11 comentarios:

  1. que buen amanecer nos hizo pasar. 👋👋👋

    ResponderEliminar
  2. Mi más sincera enhorabuena por ese maravilloso encuentro. ¡Vaya envidia! La gaviota es preciosa.

    ResponderEliminar
  3. !! Preciosa la Sabine !! Y encontrarla en la provincia de Zamora, tan lejos de su entorno natural, una oportunidad increíble para disfrutar a tope. Enhorabuena !!

    Un saludo
    Alfredo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfredo. La hemos disfrutado de lo lindo. Una gozada. Un saludo.

      Eliminar

  4. Una vez más, ha sido un placer compartir contigo esta sorprendente observación en nuestra querida Villafáfila.
    Preciosas fotos de una especie muy hermosa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Una merecida enhorabuena, José!
    Además de la noticia del avistamiento, nos has hecho partícipes de él gracias a tu relato y excelentes fotografías.
    ¡Qué bien la habéis podido disfrutar!
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una auténtica gozada la visita de esta maravillosa gaviota. Un saludo.

      Eliminar