domingo, 2 de febrero de 2014

Jóvenes lobos de futuro incierto.
La mañana era perfecta. De visibilidad excelente. De esos días de enero en los que la atmósfera está limpia y se ve de una manera excepcional. Tampoco hacía mucho frío, sólo faltaba tener un poco de suerte y ver a ese animal mítico que es el lobo. Lobo que las últimas semanas está siendo el protagonista de noticias en prensa, radio y televisión de una forma alarmante, progresiva y preocupante. Sinceramente creo que el tema del lobo hay que tratarlo con mesura, con tranquilidad y con cabeza; en este tema sobran los extremismos, radicalismos, exageraciones, insultos, salidas de tono y utopías imposibles y, por desgracia, las últimas semanas se ha declarado la guerra abierta desde que la Diputación de Zamora presentó en Fitur la campaña relativa al Lobo Vivo y el festival a celebrarse en Villardeciervos el próximo septiembre acerca del lobo.
Agradezco enormemente a Fernando García sus fotografías
de unos momentos inolvidables.
A los cinco minutos de buscar por la sierra apareció. Uno, dos, tres,...seis preciosos lobos jugaban tranquilamente entre los brezos. Eran jóvenes lobos que estaban afianzando relaciones, estatus y jerarquía entre ellos. Se perseguían. Saltaban unos encima de otros. Se mordían simuladamente. Corrían de un lado a otro en un maravilloso espectáculo. Eran jóvenes lobos que comienzan la época más crucial de su vida. El momento en el que van a empezar a dispersarse, un momento muy peligroso en la vida de un lobo. Momento en el que son muy vulnerables. Momentos en los que la mortandad es muy alta. Momentos en los que las cacerías y carreteras afectan de una manera fatídica a la vida de estos jóvenes lobos.
Imagen muy testimonial del grupo de lobos.
En el tema del lobo hay que ser, lo primero, educado y si defiendes tus argumentos con exabruptos pierdes toda la razón que puedas tener. No es lógico que se quiera defender al lobo atacando a todo aquel que no comulga contigo. Es un gran error porque, al final, el perjudicado será el lobo. La Diputación de Zamora presentó en Fitur ese festival de una manera que ha encendido a todos aquellos que no aprecian al lobo. Los ganaderos han reaccionado de una manera enérgica, incluso ganaderos que ven al lobo de una manera no tan hostil. Y, además, responsables de asociaciones defensoras del lobo que presentaron ese festival están soliviantando los ánimos de todos aquellos que no comulgan con el lobo, e incluso de asociaciones, naturalistas o empresas que ven al lobo como un recurso importante pero que lo defienden de otra forma; de una forma educada, exponiendo sus principios y sin soliviantar a nadie, escuchando a todos e intentando llegar a algún acuerdo.
Los seis jóvenes lobos emprendieron la marcha por un camino. En hilera. En una fila muy lobera en la que todos siguen la misma senda, en la que sus huellas se confunden y es difícil saber cuántos ejemplares van caminando. Se dirigían hacia un lugar en el que dos lobos adultos les esperaban.
Estaban tumbados. Tranquilos. Uno de ellos se levantó y todos los recién llegados fueron acercándose a él. Se olían. Saltaban alrededor. Se reconocían. Estaban contentos. El otro permaneció tumbado. Era más grande que los demás. Su cara era mucho más oscura que la del resto y pudimos ver su tremendo porte cuando se levantó. Era corpulento. Fuerte. De enorme cabeza negra y más ancho que los demás. Caminó despacio alejándose de los jóvenes mientras el otro lobo adulto lo seguía entre los brezos. Se perdieron entre la vegetación.
Otra noticia que está enervando los ánimos en contra del lobo es la idea que han lanzado diferentes asociaciones, particulares y empresas de hacer una cuestación popular para pujar en la subasta que se celebra todos los años en Villardeciervos en la que se subastan los animales a cazar en la reserva y, entre ellos, un número determinado de lobos. La idea es aportar dinero para pujar en la subasta y salvar a un lobo pero, realmente, no se podrá salvar a ninguno ya que aunque consigan comprar el derecho de matar uno, eso no significa que no se vaya a matar puesto que pueden pasar dos cosas. Que se vuelva a sacar el lobo a otro cazador para cumplir el cupo de ese lugar en concreto, en este caso la Reserva Regional de Caza de Sierra de la Culebra, o que no se cace allí y se haga en otra zona, con lo cual lo único que se consigue es publicidad ya que saldrá en todos los medios de comunicación nacionales, incluso internacionales; pero, ¿eso le interesa al lobo? Esa publicidad, que puede estar muy bien desde un punto de vista simbólico y ético, ¿es práctica para el lobo?; sinceramente, creo que lo único que se consigue es caldear más el ambiente de lo que está con una actuación sensacionalista para llamar la atención, que puede perjudicar más al lobo que beneficiarle.
Los seis jóvenes lobos no siguieron a los dos adultos, se fueron en dirección contraria. La hilera de lobos se formó nuevamente hasta que de repente comenzaron una estrategia diferente. Empezaron a desplegarse en abanico, ¿que hacían? Nos dimos cuenta que a unos cientos de metros de ellos un pequeño grupo de ciervas estaban atentas, con las cabezas levantadas y las orejas tiesas. Olían el peligro. Olían a los lobos que se habían desplegado de dos en dos. Dos fueron por la izquierda de las ciervas. Dos a la derecha de las ciervas y los otros dos dieron un rodeo por encima de un pequeño pinar. La estrategia estaba diseñada. Comenzó el intento de caza. Los dos lobos de la izquierda fueron los encargados de acosar a las ciervas para llevarlas hacia los dos lobos de la derecha que las esperaban a la entrada del pinar. La persecución se desarrolló a toda velocidad. Los lobos querían que las ciervas no entraran en el pinar o si lo hacían sacarlas rápidamente de allí hacia los otros dos lobos que estaban esperándolas fuera por la parte alta.
Las ciervas corrían guiadas por la hembra experta, la mayor, la que marca el plan de fuga; gracias a esa cierva se salvaron ya que se adelantó a los lobos y se refugiaron en el pinar, donde es muy difícil que pudieran cogerlas; además, las ciervas, no salieron por donde querían los lobos, sino que corrieron por dentro del pinar para salir a campo abierto unos cientos de metros más a la izquierda, donde los lobos no podían alcanzarlas.
Los lobos habían fallado. Algo lógico en ejemplares jóvenes que están aprendiendo. Cazar se aprende. Las técnicas de caza se enseñan por parte de los lobos adultos y entre ellos el macho alfa que es el que elabora y dirige toda la estrategia y, ese macho dominante, no estaba en este grupo.
Los ánimos están demasiado caldeados. La guerra está servida. Lo que más debería de haber, no lo hay. Mesura. Las opiniones están enquistadas y así es imposible llegar a un acuerdo, nadie cede, nadie acerca posturas, así es imposible llegar a algo. No hay que ser radical. Hay que intentar defender al lobo desde posturas educativas, lógicas y razonables, no desde posturas enfrentadoras, provocativas y agresivas.
Lobo desenterrando "algo" que después se comió.
Los seis jóvenes lobos se reunieron nuevamente y continuaron en su hilera hasta unas rocas donde descansaron del lance. Donde jugaron, se tumbaron, se asomaron al valle y nos mostraron toda su belleza. Continuaron su camino. El reconocimiento de su territorio. El lugar que próximamente la mayoría de ellos abandone para siempre y comience una época peligrosa de vagabundeo que puede durar meses, años o toda la vida. Unos tendrán la suerte de conseguir un territorio propio. Otros de entrar a formar parte de otra manada. Algunos vagabundearán toda la vida y otros morirán en el intento. Así es la vida de un lobo joven. Incierta y peligrosa.
Habían pasado volando dos horas maravillosas viendo lobos, disfrutando de su presencia, observándolos en plena libertad, sin molestarlos ni interferir en su vida. Al lobo hay que cuidarlo, valorarlo y respetarlo desde posturas coherentes, educadas y haciendo una labor de educación ambiental en todos los ámbitos posibles (niños, medios de comunicación, grupos, asociaciones,  internet...) y no desde posturas radicales e inflexibles que lo único que consiguen es soliviantar los ánimos en contra de ese animal tan preciado que debemos de cuidar, el lobo.

9 comentarios:

  1. Como siempre una entrada interesante y con una narración que engancha.
    Este año se nota que estas dedicando mucho esfuerzo a este mítico animal.
    Enhorabuena por la entrada.

    Saludos desde león

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Alberto. Este año está siendo muy bueno en avistamientos y hay que aprovecharlo mientras dure. Muchas gracias por tu comentario. Un saludo.

      Eliminar
  2. Hoy mismo ha salido la noticia que se han retirado empresas y asociaciones de la zona de Zamora de la puja en la subasta de Villardeciervos por un lobo, quedando solamente una asociación en ese fin. Esa asociación, por el contrario, se ha retirado de la organización del festival del lobo a celebrarse en septiembre.

    ResponderEliminar
  3. Un avistamiento de muchos quilates y una nueva entrada digna de admiración, tanto por el texto (que como te dicen arriba engancha, y añado yo, enseña) como por tus conocimientos en este tema tan sensible y delicado. Pocos artículos tan coherentes se pueden leer sobre este mítico e incomprendido animal, enhorabuena.
    Por otra parte, desconocía lo que comentas de comprar precintos de Lobo, yo personalmente tenía pensado hacer una pequeña donación para intentar ayudar, pero ahora ya no lo tengo tan claro si no va a servir para salvarlos.
    Un saludo y esta tarde me paso a ver la entrada de las nutrias que ya no me da tiempo y la quiero leer con tranquilidad.
    Gracias por el comentario de las fotos del Quebranta, me alegro que te gusten

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos. Muchas gracias. De la subasta se han retirado todas las empresas y asociaciones que participaban de Zamora debido al barullo enorme que se ha preparado. Solamente ha quedado una asociación a nivel nacional que está "sacando los pies del tiesto" con muchas declaraciones que más que beneficiar al lobo le están perjudicando. Eso lo han visto el resto de asociaciones y empresas que estaban con ella en la subasta y se han retirado. Un saludo y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  4. Magnífica entrada. Amena y con sugestivas descripciones que enriquecen el relato.
    Algo conozco la Sierra. Como comentas, este año está siendo pródigo en observaciones, pero este que describes engancha de verdad.

    Todo un lujo, aunque sea en la distancia, poder disfrutar de
    una manada de 6-7 lobos en total libertad.

    Alfredo Valiente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfredo. Muchas gracias por entrar en el blog (ya echaré un vistazo al tuyo) y poner un comentario. La verdad es que este año ha sido excepcional en observaciones y había que aprovecharlo. Espero que dure más. Un saludo.

      Eliminar