lunes, 1 de octubre de 2012

Sanabria quemada: el silencio de "Mordor".
No se escucha nada. No se oye nada. No se siente nada. No hay pajarillos. Ni grillos. Ni el sonido del viento chocando contra las ramas. Ni el resquebrajarse de ramas al moverse un animal. Nada.
El silencio es impactante. De vez en cuando la tierra cruje. Crepita. Como si se asentara poco a poco. Como si se recolocaran sus entrañas ante la catástrofe sucedida.
No hay colores. Todo es gris y negro. Los árboles parecen esqueletos que se contorsionan en una lenta agonía. Las piedras se descascarillan como frutos secos. 
El corazón se te encoje y el alma llora cuando un ciervo berrea en el quemado. Pulula como un alma en pena buscando consuelo. De nuevo el silencio. Ese silencio tétrico. Ese silencio de muerte.
Donde había vida...
1 de agosto de 2012...
....ahora hay silencio y muerte...
Mismo lugar el 30 de septiembre de 2012.

2 comentarios:

  1. Las dos últimas fotos ya lo dicen bastante claro. esperemos que la vida resurja cuanto antes.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Resurgirá si no le tocan mucho las narices. También creo que se debería de hacer un programa de reforestación en la zona. Veremos.Gracias por tu participación.

      Eliminar